El Palma Futsal rozó la perfección, un día más, ante el Barça Lassa. Pero está vez no fue suficiente. Los mallorquines han caído en la tanda de penaltis (tras empatar 1-1) y son los catalanes quienes jugarán la final de la LNFS contra ElPozo Murcia. El encuentro ha sido similar a los dos anteriores en muchos aspectos: respeto entre ambos equipos, un Palma defensivamente magistral, un Carlos Barrón soberbio, un Barça muy nervioso y un trágico final desde el punto de penalti. No obstante, los mallorquines se van con la cabeza bien alta. Han sido capaces de poner en serios apuros a un equipo que aspira a ganarlo todo y que no han conseguido superar al Palma en los tres partidos de eliminatoria. El Barça Lassa ha pasado a la final, pero la eliminatoria la ha ganado el Palma Futsal.

La primera parte estuvo, como no, protagonizada por Carlos Barrón. En verdad, no solo en la primera mitad, durante todo el partido el guardameta cordobés dio un recital de paradas. La frustración que creaba al Barça era más que palpable. Los locales lo intentaban de todas las maneras: disparos potentes, colocados, combinando, desde fuera del área. Ferrao, Ezquerdinha, Dyego y Lozano tuvieron claras oportunidades para adelantarse en el marcador. Todas sus intentonas, sin embargo, tenían el mismo final. Barrón lo paraba todo. El monólogo ofensivo culé se iba combinando con acciones de mucho peligro por parte del Palma. Eloy Rojas, Nunes, Joao y Mati Rosa buscaban adelantarse en el luminoso, pero los azulgranas también tenían un buen seguro bajo los palos.

Ya en la segunda mitad, el partido se abrió y las ocasiones aumentaron por parte de ambos equipos. Tras una reanudación donde el Barça tuvo dos buenas ocasiones por parte de Ferrao y Ezquerdinha, el Palma encadenó en menos de un minutos tres disparos que, incomprensiblemente, no terminaron en gol. Mati Rosa en dos ocasiones y Eloy Rojas, fueron los protagonistas de dichas acciones. Mientras tanto, Barrón seguía delineando al Palau con su intervenciones. Algo que también provocaba más tensión en los aficionados azulgranas y en los propios jugadores, que veían cómo era imposible marcar. Los mallorquines estaban cómodos con el contexto del encuentro y tras varias ocasiones más -con Eloy, Ferrao y Barrón como protagonistas- se desató la locura. Lozano marcaba para el Barça en el minuto 36; pero la alegría les duró poco, con portero-jugador Joao empataba en la jugada siguiente. Todo seguía igual y el encuentro se iría a la prórroga.

No hubo mucho misterio en la prórroga. Sobre todo en la primera parte, casi no se vieron ocasiones manifiestas de gol. Eloy Rojas y Joao hicieron algún amago, pero sus tímidos acercamientos no tuvieron gran repercusión. Barrón, por su parte, seguía a lo suyo encadenando grandes intervenciones. El Palma seguía soñando y el finalista, al final, se iba a decidir desde el punto de penalti. Como ya pasó en el primer partido de la eliminatoria, Nunes, Paradinsky y Taffy fueron los encargados de intentar marcar. Esta vez, Paradinsky fallaría el suyo. El Barça, por su parte, anotó los tres. Los azulgranas, así, se clasificaban para la final de la LNFS.

Comentarios