El portero manacorí del Albacete, Tomeu Nadal, ha reconocido esta martes que el Real Mallorca, equipo al que se enfrentan en semifinales del ‘playoff’ para el ascenso a Primera división, era el único equipo al que no quería enfrentarse.

Nadal ha explicado que tampoco deseaba medirse a su ex equipo porque “es un grupo al que es muy complicado hacerle daño”.

Para el arquero blanco, el conjunto mallorquinista destaca por su “solidez defensiva” y porque “en ataque tienen las ideas muy claras”, argumentos que lo hacen parecerse al Albacete ya que son “dos equipos muy similares”.

El Albacete se ha impuesto en los dos encuentros que han enfrentado a ambas escuadras en competición regular al cuadro balear, pero Nadal ha advertido de que “los partidos de playoff no se parecerán en nada a los de liga” y ha indicado que “se definirán por detalles”.

“Los que estén más acertados en las áreas se llevarán el partido”, ha afirmado un meta que ha definido a ambos conjuntos “como las sorpresas del playoff” y que ha dicho conocer “muy bien” a ambos entrenadores.

Tomeu Nadal también ha solicitado a sus compañeros que jueguen “con calma la eliminatoria porque son 180 minutos y diez minutos locos te pueden echar de los playoff”, opinando que “habrá que gestionar con paciencia cada momento, tanto si se marca como si se encaja gol”.

Por último, preguntado por posibles ofertas de clubes de la máxima categoría, Nadal ha subrayado que no tiene ningún acuerdo “con nadie” y dejado claro que su único objetivo es “ascender a Primera con el Albacete porque supone un reto personal y colectivo”.

Comentarios