Hoy, 11 de julio, se ha celebrado la Asamblea General de Clubes de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Con esta cita en la que se aprueban o modifican medidas tanto deportivas como económicas, se da el pistoletazo de salida a la temporada 2019/20.

Después de que Sergio Lozano levantara el título de Liga el pasado mes de junio, la LNFS cerraba la temporada 2018/19. Temporada que en Palma será recordada por la regularidad liguera de los hombres de Vadillo y la hazaña de eliminar a Movistar Inter en cuartos de Play Off. Pero si algo quedó grabado en la retina de la afición balear fue esa “casi” eliminación del Barça Lassa que finalmente se proclamaría campeón a pesar de que no fueron capaces de ganar (en los 40 minutos reglamentarios) a Palma Futsal.

Pero todo eso ya es parte del pasado. Y con la Asamblea General de Clubes se da inicio a un nuevo año deportivo. En esta cita, aquello que acapara más atención es el sorteo del calendario de la temporada próxima, pero también se han discutido y aprobado otros puntos. Entre los que se encuentran:

  1. El reparto económico de récord de 700.000€ entre los clubes de Primera y Segunda División. En Primera, de forma novedosa, se distribuirán por méritos deportivos y su repercusión mediática. En Segunda será de forma equitativa.
  2. El respaldo a la unidad de la Asociación para la negociación del Convenio con la RFEF, a través de una comisión delegada.
  3. El presupuesto para la temporada 2019/20.
  4. El calendario y las Normas Reguladoras para la temporada 2019/20. Con la única variación en busca de premiar la temporada regular. Los cuartos de Final del Play Off, Semifinales y Final del Play Off de Ascenso se jugarán en el orden: mejor, peor, mejor.

Pero vamos a lo que nos despierta más curiosidad: el sorteo del calendario, que como acostumbra, no ha sido demasiado benévolo con la entidad balear.

Palma iniciará la temporada en casa contra un rival directo como Levante FS. Será un inicio que exigirá más de lo habitual pues los de Vadillo, en las primeras seis jornadas se enfrentarán a los tres grandes. En la segunda jornada visitará la pista de Movistar Inter, en la cuarta la de ElPozo Murcia FS y en la sexta al Barça.

José Tirado no se ha dejado impresionar y se ha mostrado optimista: “El inicio es exigente pero estoy tranquilo porque siempre hemos comenzado muy fuertes.” Cabe recordar que en la temporada pasada, Palma aguantó como líder hasta principios de diciembre.

Otra de los ‘handicaps’ será el hecho de tener que jugar un partido más fuera de casa en la primera vuelta, además de cerrarla en casa de otro rival directo como Osasuna Magna. Si Palma quiere un buen puesto para la Copa de España que disputarán los ocho mejores clasificados, deberá dar un paso más y mejorar dos de sus puntos menos fuertes: los resultados en el mes de diciembre y su rendimiento fuera de casa. La pasada temporada, en diciembre logró uno de los doce puntos posibles y fuera de casa solo sumaron el 47% de los puntos posibles.

Vadillo, tras conocer el calendario, se muestra claro y no se esconde: “Probablemente será una liga muy igualada y equilibrada, incluso más que la anterior pero nosotros tenemos mucha ilusión por hacer las cosas bien y seguir la línea en la que estábamos últimamente.”

Por otra parte, lo que en la primera vuelta serán condiciones adversas, en la segunda serán ventajas. Ya que los mallorquines jugarán un partido más en Son Moix donde esta última temporada lograron un récord de: 11 victorias, 1 empate y 3 derrotas. Y finalizarán la temporada regular con dos salidas ‘a priori’ asequibles como Córdoba y Santa Coloma, y enfrentándose en casa a Cartagena, Burela y Osasuna Magna. Por lo que la carrera para clasificarse para el Play Off debería ser más cómoda que la de la Copa de España.

Comentarios