El pasado sábado echó a rodar una nueva edición de la Tercera División en las Islas Baleares. En ella, la veintena de equipos que conforman la categoría tuvieron el primer contacto con lo que se espera que sea una competición muy igualada, en la que nadie regale nada y en la que cueste sacar los puntos de cualquier feudo.

Poblense y Mallorca B arrancaron la temporada imponiéndose a sus rivales con puño de hierro y sacaron a relucir desde ya el cartel de ‘favoritos’ que cualquiera que esté sumergido en esta maravillosa categoría les otorga desde que las dos escuadras empezaron a coger forma en la pasada pretemporada. Los de Óscar Troya superaron al Esporles (2-0) en un partido en el que dos de las estrellas del conjunto azulgrana, como son Mateu Ferrer y Aitor Pons, dieron el primer paso al frente para marcar diferencias y decidir encuentros. Por su parte, el filial mallorquinista hizo lo propio en el Nou Camp de Inca, donde se impuso al CE Constancia (0-3) con un sensacional partido de Thomas Giaquinto, que firmó un doblete.

Jornada positiva para el líder momentáneo de la categoría: el Santanyí. El conjunto de Joan Más cuajó la actuación más contundente del fin de semana y venció al recién ascendido Collerense (1-4), con una buena actuación del núcleo de jugadores ex Santa Catalina, con el inmortal ‘Rubio’ siendo protagonista desde la jornada uno con un doblete que no hace más que agrandar su idilio histórico con esta categoría. Y es que no fue una buena fecha para novatos, ya que a parte de los rojos del Coll d’en Rabassa, el Andratx tampoco pudo puntuar en un partido en el que el Sóller prolongó las buenas sensaciones del segundo tramo de la temporada pasada y acabo venciendo (3-1) a los de José Contreras.

Fiesta casi completa tuvieron también las escuadras ibicencas, ya que dos de las tres consiguieron sumar los tres primeros puntos de la temporada. El CD Ibiza barrió a la SD Formentera en el derbi de las islas del oeste balear (3-0), con diana del gran jugón del bando rojo, Cristian Terán, incluida. Por los pelos pero también hizo lo propio el San Rafael, que superó a un pobre Santa Catalina por la mínima (2-1). El que no tuvo tanta suerte fue el Portmany, otro recién llegado, que cayó (2-0) ante un Felanitx que buscará tener una temporada con menos apuros que la anterior.

Del resto, cabe destacar la dramática victoria (0-1) del Platges de Calvià en Son Ferriol en el último suspiro, el buen arranque del Alcúdia en Lloseta (0-1) y la contundente victoria en casa del centenario CD Binissalem (3-1) ante un Manacor que arrancó el curso con las mismas dudas y con la poca solvencia con el que finalizó el pasado.

Comentarios