El estreno liguero está a la vuelta de la esquina y Manix Mandiola ya tiene muchas ganas de empezar. El entrenador del Atlético Baleares ve a su equipo bien, con los deberes hechos y preparados para competir: “Llevamos más de un mes de trabajo y sabemos a lo que jugamos pero aún no hemos competido de verdad”. “Creo que tenemos una base de equipo, no un fondo de armario porque todavía falta gente por llegar”, añade el técnico vasco quien baticina futuras incorporaciones. Una de ellas, lo más seguro, es que sea Jordan Holsgrove, de prueba hasta este sábado procedente del Reading CF: “Es que sabe de que va esto y que tiene calidad. Mañana después del entreno daré mi punto de vista y opinaremos todos y se decidirá. Nos vendría bien porque es diferente a lo que tenemos”.

Mandiola ha explicado la incertidumbre que crea tener una plantilla bastante diferente a la del año pasado. Y sí, los compara con un melón. Puede salir bueno, o malo, pero para saberlo hay que abrirlo: “El año pasado a Adrián no le salieron las cosas después de 7 u 8 años a gran nivel, siendo titular y metiendo más de 10 goles por temporada. Nuha hizo el año de su vida y está en Segunda”. “A ver qué año le sale a los que han venido, trataremos de ayudarles para que las cosas salgan”, añade.

“Estamos bien para empezar pero para una exigencia de competición no”, asegura. Sobre el rival del domingo, el Langreo, Mandiola reconoce que será un partido muy complicado: “Estarán motivado, hicieron buena temporada y seguro que les motiva que vengamos de ganar una liga. Nos va a exigir mucho pero estamos preparados para competir”.

Comentarios