Solvente victoria del Atlético Baleares ante la UD Sanse en el Estadi Balear a pesar de lo que dictamina el marcador final. Dos goles de Jorge Ortiz y otro de Toni Gabarre (3-2, Fer Ruiz y Joel anotaron para los visitantes) daban a los blanquiazules unos tres puntos esenciales para seguir en la parte alta de la clasificación. Se preveía un partido mucho más calmado y tranquilo para el Atlético Baleares, sobre todo en relación a la primera parte. Los de San Sebastián de los Reyes llegaban al Estadi Balear tras sumar dos derrotas consecutivas y encajando un total de ocho goles en dichos partidos -ante el Sporting de Gijón B y la UD Ibiza-. No obstante, dieron la cara desde el inicio. Suya fue la primera ocasión del partido. Aitor Puñal estrellaba en el palo un cabezazo tras el bote de un córner. El equipo blanquiazul, poco a poco, se fue encontrando más a gusto y con ello llegaron las ocasiones y el gol. También en un córner, Peris asistía a Jorge Ortiz dentro del área para que éste anotase el primer gol del partido.

Era el minuto ocho de partido y el conjunto blanquiazul dominó durante un período. Los locales buscaban el segundo tanto jugando mucho por las bandas. El propio Ortiz y David Haro fueron muy protagonistas junto con Gabarre, pero en ningún momento gozaron de ocasiones claras para marcar el segundo gol y dejar cerrado el partido. Quien sí supo ser efectivo fue Fer Ruiz. El jugador de la UD Sanse aprovechó un balón largo y empató el partido con una excelente vaselina. Fer Ruiz, antes del descanso, tuvo una más, pero está vez Manu Herrera detuvo el disparo.

La segunda parte empezó con la entrada de Jordan Holsgrove. Él tuvo la primera oportunidad tras la reanudación. El Atlético Baleares salió mejor al terreno de juego y no tardó mucho en volver a adelantarse en el marcador. Fue otra vez Jorge Ortiz, quien marcó tras aprovechar un centro lateral y un gran movimiento de Gabarre. Con el 2-1 en el luminoso el conjunto local se gustó y se pudo ver un juego mucho más vistoso. A nivel ofensivo Gabarre, Ortiz e Iturraspe empezaron a desplegar un fútbol directo y combinativo. Gracias a ello, llegaría el tercer gol blanquiazul. Gabarre remataba en el área un centro lateral. Con el partido prácticamente sentenciado, el partido dio un claro bajón. El Atlético Baleares esperaba al rival en su campo, con el claro objetivo de aprovechar algún contraataque. La UD Sanse, por su parte, intimidaba muy poco a Manu Herrera. La defensa blanquiazul se mostró muy seria durante todo el partido y no cedió en ningún momento. Para los visitantes la cosa empeoró cuando se quedaron con uno menos tras la expulsión por roja directa de Marcos Gullón. Los últimos instantes del partido, ya con superioridad numérica, el Atlético Baleares se mostró cómodo con la posesión, tocando y llegando al área rival buscando el cuarto gol. Aún así, la UD Sanso metió el miedo en el cuerpo con un gol de Joel en el descuento. Algo que quedaría en un simple susto.

Comentarios