Luca Ferrone debutó el pasado domingo en el Cerro del Espino con la elástica blanquiazul. Fue un estreno agridulce, ya que el Atlético Baleares cayó 2-1 frente el Rayo Majadahonda. Volver a la senda de la victoria, dice el lateral, es el claro objetivo este domingo. El equipo balear recibe a la UD Sanse y Ferrone reconoce tener muchas ganas de poder debutar delante de la afición balearica -la primera jornada no pudo jugar por lesión-: “Significó mucho para mí poder jugar todo el partido tras mucho tiempo. Fue una lástima perder por la acción del penalti”. “Tengo ganas de estar en el verde ante mi afición, que está encima del equipo”, añade. 

Insistiendo en el partido en tierras madrileñas, el jugador blanquiazul explica que el equipo un buen encuentro, generando bastantes ocasiones de gol. Lo que Ferrone tiene claro es que confía plenamente en el grupo y ve clave hacerse fuertes en casa: “Tenemos un equipo de garantías que lo va a hacer bien. Esta liga es dura y hay que hacerse fuerte en casa, es la línea que debemos seguir”. Sobre su posición en el once de Manix Mandiola dice que le es indiferente dónde jugar: “Sea de carrilero, lateral o central, donde el míster me ponga estaré listo para rendir al máximo nivel”. Ferrone, cuya posición más habitual es la de carrilero, reconoce que tras salir de una lesión, jugar en dicha posición sería complicado porque “debes llevar todo el peso de la banda y el Rayo Majadahonda acumulaba dos hombres”.

 

 

Comentarios