La Penya Deportiva es líder en solitario en el Grupo I de Segunda División B. Los ibicencos han ganado 2-0 al Real Madrid Castilla para mantener el liderato de su grupo y siendo el único equipo en haber conseguido un pleno de victorias. Fran Núñez y Fraile, dos de los jugadores más importantes en este inicio de campaña, fueron también protagonistas frente al filial madrileño anotando los goles del encuentro. La Penya Deportiva, que acaba de ascender de la Tercera División balear, ya es la revelación de la categoría.

El equipo local empezó de la mejor manera posible. Sin complejo de inferioridad, ni muchísimo menos, el líder de la categoría salió muy enchufado y tardó poco en estrenar el luminoso. Concretamente nueve minutos. Centro desde la derecha de Pepe Bernal y remate de Fran Núñez para marcar su cuatro tanto de la temporada. Los ibicencos se gustan, saben a lo que juegan y eso lo han demostrado en este inicio de temporada. Al Real Madrid Castilla le costó reaccionar. Ante un equipo como la Penya muy serio en la faceta defensiva, el conjunto de Raúl González tuvo que trabajar mucho para crear ocasiones. La calidad de los madrileños se palpaba y Pedro fue el primero que rozó el empate tras un centro de Fran. Los ibicencos se iban poco a poco hacia atrás, mientras que el Castilla mejoraba considerablemente. Baeza a balón parado también pudo empatar. Los visitantes gozaban de llegadas puntuales con Baeza como protagonista. Jordi estuvo cerca de igualar el partido a favor del filial madrileño, así como Javi Hernández, que gozó de la ocasión más clara para su equipo.

 

Segunda parte, mismo monólogo. El Real Madrid Castilla salió del descanso con el claro objetivo de empatar el encuentro cuanto antes. Tuvo cinco buenos minutos y parecía que en cualquier momento, con la calidad del filial madrileño, dicho empate llegaría en cualquier momento. Sin embargo, la efectividad de la Penya Deportiva está siendo total. Centro de Fran Núñez y remate de Fraile para marcar el 2-0 rozando la hora de encuentro. El mazazo para el Castilla fue considerable, aunque no perdió la fe en ningún momento. Además, el equipo local se cerró bien atrás, impidiendo en todo momento ver alguna ocasión clara del conjunto madrileño. Solo alguna acción aislada a balón parado creaba peligro en la portería de la Penya Deportiva, que supo manejar muy bien los tiempos para impedir que el rival se metiera en el partido. La posesión, en los últimos instantes, fue para el Castilla, pero no se vio ninguna ocasión. Es más, Fran Núñez al contraataque pudo anotar el tercer gol.

Comentarios