Llegamos al segundo parón de la temporada con el Real Madrid liderando la tabla y mejorando en su juego, a pesar de sus lagunas, pero ya con el Barcelona pisándole los talones. Mallorca, a pesar de su victoria, Espanyol y Leganés ocupan los puestos de descenso.

Ya estamos en octubre y la mayoría de equipos va cogiendo el tono a la competición. Los experimentos comienzan a ser una cuestión del pasado y ya cada uno comienza a colocarse en los puestos por lo que debería rondar durante todo el curso. Aunque habrá novedades y sorpresas, por supuesto. A pesar del escaso fútbol practicado hasta el momento, de la irregularidad de sus estrellas y de la multitud de errores cometidos, el Real Madrid de Zidane continúa mandando en la clasificación. Derrotó con más problemas de los previstos a un Granada que demostró el porqué de su buena clasificación. Aunque encajaron un gol en los primeros minutos, los hombres de Diego Martínez realizaron un más que meritorio encuentro. Fueron capaces de marcar dos tantos en la segunda mitad de y de meter el miedo en el cuerpo a los merengues, que sólo respiraron cuando James hizo el cuarto. Buena primera mitad blanca y pésima segunda, donde a punto estuvo de tirarlo todo por la borda. Esta irregularidad le puede pasar factura en el futuro cuando se enfrente a mayores retos (Champions) y a rivales más solventes. Lo positivo fue el despertar de Hazard, que marcó su primer gol como blanco. Y lo peor, ya lo hemos comentado, la falta de regularidad y los errores defensivos, comenzando por Areola, que realizó un penalti sin venir a cuento. Pero lo que vale son los puntos y esta nueva victoria permite a los blancos, que perderán a Kroos por lesión varias semanas, mantener el liderato una semana más.

Pinchazo del Atlético en Valladolid después de un partido irregular y a pesar de jugar con su tridente en ataque, Costa, Morata y Joao Félix. El punto aleja un poquito más de la cabeza a los de Simeone, que no están en un buen momento. Para el Valladolid el empate es importante para seguir sumando y poniendo tierra de por medio con los puestos de descenso. Incluso pudo ganar si Sandro no yerra un penalti, con lo que la fiesta hubiera sido total. No aprovechó la oportunidad, por otra parte, la Real Sociedad, que pese a comenzar ganando al Getafe finalmente cedió, aunque con un jugador menos por expulsión de Llorente. Paso atrás de los donostiarras en sus miras europeas y ánimos renovados para los madrileños, que cierran una buena semana con esta victoria y con su triunfo europeo. Van para arriba los azulones.

A pesar de que se mantiene en posición de descenso, el Mallorca realizó un buen encuentro y venció a un Espanyol que se desangra y con su técnico en la picota y más fuera que dentro. Los malos resultados pasan factura. Buen partido de los bermellones de Vicente Moreno, que suman tres puntos muy apetecibles y llegan al descanso con moral antes de recibir al líder, dentro de dos semanas. También Osasuna mantiene su racha en casa. Fue capaz de dar la vuelta al marcador ante el Villarreal, que se había adelantado. Pero en una segunda mitad llena de fútbol y ritmo fue capaz a de desarbolar a los amarillos merced, sobre todo, al trabajo y al acierto del Chimi Ávila, autor del segundo gol. Tres puntos importantes para los navarros. Y triunfo en su estadio, por fin, del Valencia de Celades, que no lo había saboreado desde su llegada. Los levantinos respiran al menos unos días mientras continúan envueltos en sus problemas internos. Al menos los puntos endulzan lo negativo.

Otro que respira es el Celta, que derrotó a un Athletic flojo que comienza a perder fuelle. Iago Aspas, una jornada más, salvó los puntos con su gol y da una tregua a Escribá, su técnico, que comenzaba a estar cuestionado. Continúa cerrando la tabla y con malas sensaciones el Leganés, que una semana más volvió a perder en Butarque no sin polémica por un penalti en contra señalado y que pareció ejecutarse fuera del área. El VAR dio validez a la pena máxima y los puntos volaron hacia Valencia. Mal panorama para los pepineros y para Pellegrino, también en problemas. El viernes, en la jornada inaugural, empate entre Betis y Éibar que no contenta a nadie.

Dejo para el final el breve comentario del Barcelona-Sevilla, resuelto con goleada por parte de los culés, pero un tanto engañosa si no se ha visto el choque. Los sevillistas tuvieron ocasiones para marcar, antes y después de encajar, pero se mostraron negados ante Ter Stegen, justo lo contrario que sus rivales, que las tres primeras que tuvieron las ‘enchufaron’. Después Messi se sumó a la fiesta y al final incluso también lo hizo Mateu, expulsando de forma más que rigurosa a Araújo y de rebote por protestar a Dembèlé. Sólo faltaban cinco minutos y no sucedió nada más. El Barcelona se va al parón siguiendo la estela del Real Madrid.

Ahora llega el turno de las selecciones nacionales y LaLiga descansa. En quince días, más.

Comentarios