VALLADOLID CF 3 0 RCD MALLORCA
Masip; Moyano, Salisu, Olivas, Barba; Míchel (Alcaraz, min. 63), Joaquín (Antoñito, min. 85), Óscar Plano, Toni Villa; Ünal, Sergi Guardiola (Sandro, min. 71). Fabri; Joan Sastre, Valjent, Raíllo, Lumor; Pedraza (Febas, min. 60), Dani Rodríguez, Salva Sevilla (Abdón, min. 76); Lago Junior, Budimir, Kubo (Aridai, min. 68).
Goles: 1-0, Joaquín (min. 40); 2-0, Ünal (min. 50); 3-0, Sandro (min. 90).
ASISTENCIA: 18.419 espectadores.

La misma historia de siempre. El RCD Mallorca, fiel a sus costumbres, ha vuelto a perder lejos de Son Moix. Lo ha hecho 2-0 ante el Real Valladolid y dando una mala imagen. Errores garrafales y, sobre todo, una tremenda falta de puntería e intensidad, condenaron a los de Vicente Moreno desde el principio. Eso sí, los bermellones empezaron bien el encuentro. Incluso tuvieron acercamientos peligrosos, pero ninguno terminó con un disparo entre los tres palos. Por parte local, un gol de córner al filo del descanso, otro de penalti al poco de reanudarse el partido y un trallazo de Sandro en el descuento fue suficiente para batir a un Mallorca que podría volver a puestos de descenso.

El RCD Mallorca dio la sorpresa desde el inicio, y es que Vicente Moreno rotó. Fabricio y Marc Pedraza fueron las novedades en un once titular donde también estaba Take Kubo. Aún así, el equipo bermellón empezó mucho mejor que el conjunto local. Sastre gozó de la primera ocasión tras un buen centro lateral de Lago Junior, pero el remate del mallorquín se fue alto. El delantero costamarfileño fue el más activo durante la primera mitad, y cuando se asociaba con Take Kubo el RCD Mallorca creaba mucho peligro. Una combinación de ambos generó una oportunidad que el japonés no pudo definir con claridad. Eran unos primeros minutos  muy buenos para los de Vicente Moreno. Peligrosos en ataque y muy atentos en defensa, donde consiguieron neutralizar a Guardiola y Ünal. No obstante, con el paso de los minutos, los bermellones fueron a menos. El equipo local empezó a coger las riendas del encuentro y Óscar Plano asustó a Fabricio en dos ocasiones. Los de Sergio González creaban bastante peligro desde la banda derecha -sí, la defendida por Lumor-. Llegando al último tramo del primer tiempo llegaría el gol del Real Valladolid. Córner botado por Míchel y Joaquín cabeceaba al fondo de la portería.

Tras el paso por los vestuarios la cosa fue a peor. A los cinco minutos Fabricio cometió un penalti y Enes Ünal, desde los once metros, no perdonaría. Era el 2-0. Un golpe muy duro para un RCD Mallorca que le costó muchísimo recomponerse. Los bermellones intentaron meterse en el encuentro y Vicente Moreno hizo cambios para conseguirlo. Abdón y Aridai fueron sus revulsivos. Pero en ningún momento se vio una ocasión manifiesta de gol. Es más, la sensación daba más cercano el tercer gol local que el bermellón. Ünal y Guardiola seguían a lo suyo y, precisamente en las botas del turco, estuvo el tercer tanto. Está vez, no obstante, Fabricio estuvo pletórico para evitar un nuevo gol. Pasaban los minutos y el partido se iba trabando cada vez más. El RCD Mallorca pudo recortar distancias tras un buen centro de Lumor al que Budimir no consigue llegar. Con el Real Valladolid dominando el la posesión en los últimos minutos -y con Zorrilla cantando olés-, se vio al Mallorca más desquiciado de la temporada. Ya en el descuento, Sandro, con un tremendo trallazo desde fuera del área, anotaba el tercero para el equipo local. No salían las cosas y el equipo de Vicente Moreno cosechaba una nueva derrota lejos de Son Moix.

 

Comentarios