LaLiga se marcha de vacaciones hasta el mes de enero y los hace con el Barcelona como líder en solitario tras el tropiezo del Real Madrid frente al Athletic. Espectaculares el Atlético y la Real Sociedad, vencedores en Sevilla y Pamplona. En la lado oscuro, el Espanyol se hunde tras caer en Leganés -su rival- mientras que el Celta no mejora y permite al Mallorca no entrar en posiciones de descenso.

Goleó el Barcelona al Alavés bajo la batuta del maestro Messi. El argentino volvió a dar una ‘masterclass’ futbolística ante los ojos de millones de personas y esta vez, además, contó con la ayuda de Luis Suárez (gol y tras asistencias) y de Griezzman, que también parece subirse al carro. Los culés jugaron bien, ya con Busquets mandando en el centro del campo, y consiguieron una amplia victoria frente a un conjunto vitoriano que tuvo buenos minutos al inicio de la segunda mitad -cuando redujo distancias en el tanteador- pero luego falló en ataque y, como no podía ser de otra forma, cuando mejor estaba apareció el balón de oro -Messi- para destrozar el partido y la moral visitante. Esta derrota, además, puede suponer la destitución de Garitano como técnico del Alavés. El presidente, Querejeta, no suele esperar mucho para ejecutar a sus técnicos. Ya se ha quitado de encima de Perasovic en el Baskonia de Basket y ahora puede ser el turno del guipuzcoano. Para el Barcelona, buena victoria para acabar el año como líder tras el inesperado tropiezo del Real Madrid. Porque los de Zidane fueron incapaces de batir a Unai Simón, que cerró varios remates claros, y se chocaron con los postes, que se interpusieron hasta en tres remates claros de los blancos. Entre el poco tino del Madrid, la mala suerte y la buena actuación del meta bilbaíno el choque terminó en tablas y dejó al Madrid con las ganas de compartir liderato con el Barcelona. No obstante, queda claro que al Real Madrid le falta un ‘kíller’ del área. Le cuesta un mundo marcar goles.

Malas noticias para el Mallorca, que perdió de nuevo en Son Moix -ante el Sevilla- y se quedó una semana más al límite del descenso, pero con mucha incertidumbre justo cuando termina un año inolvidable. El conjunto andaluz fue muy superior a los bermellones, que están teniendo muchos problemas para sacar adelante sus partidos en casa. Su derrota fue merecida y todo parecía indicar que podría terminar el año en descenso, pero la victoria del Levante ante el Celta en una segunda parte espectacular le mantiene fuera de esa zona. Ahora, Moreno tiene mucho trabajo y urgen refuerzos porque el futuro no parece muy halagüeño.

En el partidazo de la zona baja, Levante-Espanyol, la cara fue para el conjunto local, que desde la llegada de Javier Aguirre al banquillo ha mejorado de forma espectacular. Logró marcar en dos ocasiones y pudieron ser más porque el Lega fue mejor y mereció el triunfo sin ninguna duda. El Espanyol de Machín sigue despistado y las sensaciones que desprende cada partido no pueden ser más negativas. Su técnico continúa perdido y los nervios cada vez son más evidentes aunque todavía resta toda la segunda vuelta. Su puesto están en la cuerda floja y ya suena Jorge Sampaoli, por lo que podría haber noticias en las próximas horas.

Atlético y Real Sociedad también solventaron sus choques con mucho sufrimiento. Los de Simeone tuvieron que esperar hasta la segunda mitad para ponerse por delante con dos goles de Correa y Morata aunque ya en el descuento encajaron el gol bético. Parece que el cuadro madrileño ha mejorado en estos últimos partidos y que poco a poco comienza a ser el equipo que se espera. El Betis volvió a su irregularidad habitual de los primeros meses. Fue inferior y su derrota resultó más que justa. Donde se vivió un auténtico partidazo fue en El Sadar pamplonica, estadio en el que la Real Sociedad logró un nuevo triunfo a domicilio gracias sobre todo a su espléndida primera mitad, en la que se colocó con tres goles de ventaja en menos de media hora. Una vez más, Odegaard y Oyarzábal fueron un quebradero de cabeza para los defensas navarros. Pero la confianza donostiarra se tornó en preocupación porque justo antes del descanso y nada más comenzar la segunda mitad Osasuna marcó dos goles que constreñían el marcador con muchos minutos por delante. La expulsión de Roncaglia y el cuarto gol realista destrozaron finalmente al cuadro de Arrasate, que incluso obtuvieron el tercero tras jugada individual del Chimy Ávila. Pero hasta ahí. La Real consiguió el balón en los últimos minutos y no permitió más a su rival, llevándose los tres puntos de un campo complicado que le mantienen a sólo un punto de puestos Champions.

Uno que se está desinflando a pasos forzados es el Granada. Después de un inmejorable comienzo ha entrado en una espiral muy negativa que concluyó el sábado en Ipurúa, donde fue goleado con justicia por un Éibar resolutivo que quiere subir puestos y no pasar apuros. Habrá que ver cómo entra en 2019 el conjunto granadino. Además, el Valladolid empató con el Valencia tras un partido plano y bastante escaso de calidad aunque la victoria debió quedarse en Zorrilla. El cuadro levantino marcó en la última jugada del partido con mucha suerte sin merecerlo. Pero en el fútbol los errores se pagan. Los aficionados locales se quedaron helados con el gol, igual que el tiempo que hacía en el estadio. Victoria también importante del Villarreal, que derrotó al Getafe en un choque muy igualado, lo que le permite romper una pésima racha de derrotas en las últimas semanas.

Termina el año y sólo falta una jornada para concluir la primera vuelta, pero ya será en el mes de enero. Hasta entonces toca descansar de LaLiga.

 

Comentarios