Después de la decepcionante eliminación de Copa del Rey, Palma busca reencontrar las buenas sensaciones afianzándose a la tercera plaza en el regreso de Diego Quintela.

Los de Antonio Vadillo viajan a Galicia ya clasificados para la Copa de España, con la intención de defender una tercera posición muy solicitada en liga regular y que no deja margen para despistes. El partido contra Pescados Rubén Burela no será nada sencillo por todos los componentes que rodean el encuentro de este viernes.

El Palma Futsal ya demostrado que no es casualidad la posición que ocupa en la tabla y buscará reivindicarse con otro buen partido. El conjunto palmesano es uno de los mejores visitantes de lo que llevamos de liga: solo una derrota en los seis partidos que ha jugado a domicilio, con tres victorias y dos empates. De hecho, encadena tres victorias seguidas en la competición regular, dos de ellas a domicilio en Tudela y Cartagena. Enfrente tendrá a un equipo con necesidades, que necesita los puntos para abandonar el último puesto de la tabla y que llegará con la moral de la última victoria conseguida la semana pasada en Tudela y tras sellar el pase a los octavos de final de la Copa del Rey.

La mejor noticia que ha recibido el equipo en las últimas horas es que Diego Quintela ha recibido el alta médica y ha entrado en la lista de convocados para el encuentro de este viernes. El gallego forma parte de la expedición tres meses después de la operación del tobillo. Mati Rosa es el único jugador que queda en la enfermería balear. Además del argentino, Catela se quedó fuera de la lista por decisión técnica. 

El técnico del conjunto mallorquín, Antonio Vadillo, no se esconde: “Mentiría si no dijera que ha sido un palo. Estábamos dolidos después del partido pero según van pasando las horas tenemos que levantarnos. Tenemos la suerte de volver a jugar y la mejor opción para recuperarnos es ganar en Burela. Hay que cambiar el chip porque cambiamos de competición”, manifestó el entrenador en rueda de prensa tras avisar del peligro que tendrá la visita a tierras gallegas ante un equipo que está en línea ascendente. “Nos vamos a enfrentar a un rival que está en la parte baja de la clasificación pero que últimamente su juego se está traduciendo en buenos resultados. Para nosotros es un partido importante porque queremos afianzarnos en la parte alta de la clasificación y queremos defender la tercera plaza. Burela es un equipo que va a dar mucha guerra en Primera División”, explicó.

El jerezano considera que este será un encuentro muy importante para los suyos porque, al margen de lo emocional, “cada jornada cambia mucho porque hay muchos enfrentamientos directos” que hay que aprovechar para empezar a abrir brecha con los perseguidores. El técnico no se muestra preocupado en el sentido de que la derrota del martes pueda afectar a sus jugadores de cara a este nuevo encuentro porque, aseguraba, el grupo ha demostrado que es capaz de reponerse tras los malos momentos. “Nosotros nos caemos y nos levantamos constantemente. Estamos en un club donde tenemos mucha presión pero la llevamos bien y somos consecuentes con ello. Ahí está nuestro crecimiento y esto caracteriza a los equipos grandes. Para los jugadores es mejor tener partido entre semana porque sino la semana se hace larga”, concluyó.

Nico Sarmiento confía plenamente en las posibilidades de su equipo porque el Palma es “un equipo maduro y en el que todos ya hemos pasado momentos así”. Después de los últimos acontecimientos y se convierte en una nueva oportunidad para mantenerse en la parte alta de la clasificación. Para el guardameta la derrota del martes no rompe las buenas sensaciones que tiene respecto al juego del equipo y quiere que el equipo reafirme sus puntos fuertes en su regreso a la competición doméstica: “Intentaremos utilizar este partido para seguir reforzando las cosas que estamos haciendo bien. El equipo está sólido, juega bien y tiene claro el camino que quiere seguir”.

También compareció uno de los capitanes de la plantilla, Lolo, que valora positivamente que después de un golpe como el del martes se vuelva a competir solo tres días después, explicaba, que “lo mejor que nos puede pasar para olvidar la derrota contra Betis es competir y volver a ganar. Tenemos que centrarnos en liga, una competición en la que estamos en una posición bastante buena” y seguir arriba pasa por imponerse al Burela aunque, advertía, que visitarán “una cancha en la que el público suele apretar y espero un partido muy duro por su parte porque engancharse arriba pasa por hacerse fuerte en casa”.

Imágen vía: Palma Futsal.

Comentarios