Alejandro Pozo es el primer refuerzo de invierno para el RCD Mallorca. El canterano del Sevilla FC llega cedido hasta final de temporada. 

Pozo llega para reforzar la banda derecha. Puede jugar tanto de lateral como de extremo derecho. La pasada campaña acabó siendo uno de los mejores atacantes de Segunda División, jugando a un gran nivel en un Granada que acabó ascendiendo de manera directa. Esta temporada ha tenido poco protagonismo en la primera plantilla sevillista. Pese a ser el sustituto natural de Jesús Navas, sus participaciones en Liga han sido testimoniales y solo ha gozado de minutos en la Europa League, jugando seis partidos. Eso sí, en el Mallorca se confía mucho en sus cualidades y se han adelantado a los interés de otros clubes de Primera, como el Granada.

Debutó con el Sevilla Atlético en Segunda División aún en edad juvenil, disputando 70 partidos -cinco goles y cuatro asistencias- a lo largo de las dos últimas campañas del filial en la división de plata. En la 18/19 se marchó cedido al Granada CF, logrando el ascenso a Primera División con el conjunto nazarí a las órdenes de Diego Martínez. En esa campaña disputó 30 encuentros ligueros y uno de la Copa del Rey, con cuatro goles y una asistencia en su haber. Ahora, con 20 años, quiere hacerse un hueco en la máxima categoría y conseguir el objetivo del Mallorca: la permanencia.

Comentarios