GRANADA CF 1 0 RCD MALLORCA
Silva; Victor Diaz, Duarte, Sánchez, Neva; Eteki, Montoro (Azeez, min. 43); Puertas (Foulquier, min. 59), Fernández, Darwin (Vadillo, min. 83); Soldado. Reina; Sedlar (Lumor, min. 63), Raíllo, Valjent, Gámez; Señé (Abdón, min. 73), Sevilla (Febas, min. 63); Kubo, Dani Rodríguez; Lago, Cucho.
Goles: 1-0, Montoro (min. 23).
Asistencia: 16.395 espectadores. 

Nuevo año, misma historia. El RCD Mallorca sigue sin ser capaz de ganar lejos de Son Moix. Este mediodía los pupilos de Vicente Moreno han caído 1-0 ante el Granada en un nuevo partido donde han sido incapaces de cuajar unos notables minutos. Defensivamente hablando sí han estado bien, impidiendo que los andaluces marcasen más de un tanto. En la faceta de arriba, no obstante, sigue faltando chispa para poder sumar fuera de la isla. El Cucho Hernández, que ha jugado todo el partido, ha gozado de dos ocasiones para igualar el encuentro, así como Dani Rodríguez, quien casi marca un golazo con un misil desde fuera del área. Sin embargo, eso no empaña otro pobre partido del RCD Mallorca que, aunque haya sido ligeramente mejor al rival, no ha sido capaz de tener ocasiones claras de gol. Con este resultado, además, puede dejar el equipo balear en descenso.

La primera sorpresa fue ver un cambio de sistema por parte de Vicente Moreno. El técnico valenciano apostó por colocar tres centrales y gozar de velocidad con Lago Junior y Fran Gámez de carrileros. Una decisión que fue óptima durante los primeros veinte minutos de partidos. Defensivamente el RCD Mallorca actuaba de forma correcta, cerrando bien los espacios y con Sedlar y Valjent cuajando unos muy buenos minutos. En la parcela ofensiva Dani Rodríguez fue uno de los más activos. A Take Kubo le costó mucho entrar en el partido, pero siempre que tenía el esférico en los pies daba síntomas de peligro. Los primeros acercamientos y disparos del encuentro tenían la firma bermellona -que hoy estrenaba la tercera equipación-. Dani Rodríguez y Chucho Hérnandez, éste en dos ocasiones, probaban a Rui Silva. Unos tímidos disparos que creaban cero peligro al Granada. Entre internada e internada, sería el conjunto local quien estrenaría el marcador: Soldado se desmarca, entra solo en el área y le deja en bandeja el balón a Montoro para marcar el primer gol del partido. Tras ello el equipo bermellón no reaccionó, todo lo contrario. Darwin Machís pudo anotar el segundo, pero esta vez se topó con un gran Manolo Reina. El Mallorca intentó empatar antes del descanso, pero toda internada era anulada por la defensa andaluza.

En la segunda parte el equipo mallorquín dio un paso adelante. Los bermellones salieron con mucha más garra, con la clara intención de empatar cuanto antes un partido en el que, sobre todo durante la segunda mitad, fue ligeramente superior al rival. Con el sistema de tres centrales, los de Vicente Moreno eran superiores en el centro del campo. Gracias a ellos las llegadas al área local era más constante. Eso se traducía en ocasiones, pero ninguna de ellas lo hacía en gol. Dani Rodríguez volvió a tener la más clara para su equipo. Su disparo, potente desde fuera del área, se iba fuera por muy poco, rozando la escuadra de Rui Silva. El Cucho Hernández, que jugó todo el partido, también gozó de una importante oportunidad. Tras un centro lateral de Valjent, el colombiano remataba de cabeza alto. Pasaban los minutos y la mencionada superioridad visitante se iba disipando. Aún así, Lago Junior rozó en el bote de un córner el gol. Ocasiones esporádicas y no muy claras. El Granada, por su parte, se encontraba cómodo con el contexto. Seguros atrás y buscando un contraataque que nunca llegó. Soldado y Carlos Fernández no fueron capaces ni de disparar de nuevo a Reina. Llegando al final del partido el Cucho tuvo la última para el Mallorca, un nuevo remate que se fue fuera por poco.

Comentarios