Tras la buena actuación liguera de hace una semana en Son Moix ante el Valencia, parecía que el RCD Mallorca había dado con la tecla. Al menos para volver a puntuar lejos de la isla. No obstante, parece que la buenas -por desgracia- costumbres no se van a dejar de lado. El equipo de Vicente Moreno ha perdido 3-0 ante la Real Sociedad en Anoeta. Los goles de Isak, Portu y Fran Gámez (en propia portería) dan a los bermellones una nueva lección en su misión de salvar la categoría. El míster valenciano apostaba por el mismo once que venció hace una semana al Valencia, únicamente hubo un cambio: Salva Sevilla, por gripe, se quedaba fuera de la convocatoria y Febas era su sustituto. 

La primera parte fue muy notable para los intereses bermellones. Incluso pudo estrenar el marcador Lumor tras un potente disparo desde fuera del área que paraba de forma inexplicable Remiro. Eso fue en el minuto ocho de encuentro. Ni antes, ni en los treinta minutos posteriores, se vio una situación clara de gol para ninguno de los dos equipos. La Real Sociedad empezó a carburar poco a poco, eso sí. Y es que los primeros compases fueron para un Mallorca que combinaba bien al contraataque. Conectando con rapideza con Budimir y Cucho. La banda izquierda parecía funcionar bien con Lago y Lumor. Con el paso de los minutos el conjunto local cogía las riendas del partido. Sin crear mucho peligro ofensivo, los de Alguacil dominaban la posesión y acechaban la portería de Reina por su banda izquierda. Isak tuvo la ocasión más clara para los blanquiazules: centro que controla el sueco en el área y disparo que ataja Reina. Con el marcador sin moverse y con únicamente dos ocasiones claras se llevaba al descanso en Anoeta.

Todo cambió en una segunda mitad para el olvido. La primer acción de ataque local supuso el primer gol del partido. Isak remataba al fondo de la red un centro lateral. Golpe muy duro para un Mallorca que no supo reaccionar en ningún momento. Y es que con el 1-0 en el luminoso los bermellones no hicieron el amago de llegar al área de Remiro. La Real Sociedad dominaba todos los aspectos del juego y estaba más cerca el 2-0 que el empate. Y así fue. Ander, rozando la hora de encuentro, disparaba desde fuera del área, el esférico rozaba en Fran Gámez y entraba en la portería. Los cambios de Vicente Moreno tampoco supusieron un cambio en la fe de los bermellones. Kubo y Pozo salieron sin gozar de oportunidades para demostrar su talento. Isak, por su parte, seguía a los suyo y con alguna jugada de PlayStation casi daba el tercer gol para los txuriurdin. Pero el 3-0 llegaría tras un despiste en un rechace de Reina a disparo de Ander que Portu aprovechaba para sentenciar el partido. En los últimos minutos Abdón gozaría de la única ocasión visitante con un cabezazo que paraba Remiro.

Comentarios