El Atlético Baleares encara su vuelta al liderato con un encuentro más que relevante ante el Pontevedra, en el Estadio Balear. Para dicho encuentro, Manix Mandiola no podrá contar ni con Samuel Shashoua ni con Jorge Ortiz, además de la duda de Manu Herrera bajo los palos. “Daré continuidad al equipo igual con alguna novedad pero el equipo será parecido”, indica el míster banquiazul. Mandiola, eso sí, explica que será muy complicado batir al rival del domingo: “Jugamos con todo el respeto del mundo hacia el Pontevedra, sabiendo que tendremos que estar muy acertados para sacar el partido adelante”. “Lekic necesita un par de semanas para aportarnos cosas, está aligerando peso y mejor que cuando llegó, lleva 8 días entrenando y en dos semanas ya nos dará cosas”, apunta Manix sobre el delantero serbio.

Las cifras del Baleares hablan por sí solas, algo que destaca Mandiola. Y es que el equipo blanquiazul es el que ha sumado más puntos de Primera, Segunda y Segunda B: 51. La ilusión se palpa en el entorno, pero está vez quieren ascender: “La única pena en estos dos años que es ilusionamos a la gente y nos ilusionamos tanto con el ascenso hace que tengas la pena de no conseguirlo pero solo suben 4 de 80. Solo mejoraríamos lo del año pasado con el ascenso esta temporada”.

¿Seguir? El año pasado acabé contrato el 30 de junio y buscar equipo el 1 de julio no fichas por nadie, por eso le he dicho a Patrick que quiero saber en un mes o dos si se va a contar conmigo para buscarme la vida“, explica el entrenador sobre su posible continuidad tras cumplirse dos años de su llegada a la isla. “Estoy encantado con la afición, el club, la afición, los medios, el entorno… estaremos en la pelea por subir en el play-off“, finaliza.

Comentarios