Continúa intratable el Real Madrid en LaLiga. Derrotó al Atlético -que ya queda a un mundo de distancia- y mantiene el liderato con el Barcelona a tres puntos. Por abajo, se complica la vida el Mallorca tras perder ante el Valladolid mientras ve cómo el Leganés le iguala a puntos. 

El Real Madrid de Zidane no para de ganar y ganar. Jugando mejor o peor. Con fútbol de quilates o tirando de oficio y pegada. Con calidad en su juego, sin calidad pero aprovechando la calidad individual de todos sus jugadores. Como sea, pero el Real Madrid de Zidane se ha acostumbrado a ganar y ahí sigue, viento en popa directo a un título esquivo en los últimos años, sólo un triunfo por cinco del Barcelona. El sábado derrotó a su máximo rival, el Atlético, tras un partido de mucho oficio, lucha, y poco fútbol. Un solitario gol de Benzema sirvió para dejar los tres puntos en casa y para mantener la racha. Ahora llega la Copa y la Real Sociedad, un duro rival. Pero con el Bernabéu a favor, y este dato puede ser fundamental. Por su parte, el Atlético continúa mal. Se está quedando atrás de forma importante -el líder ya está a 13 puntos, una barbaridad- y de momento sólo aspira a puestos de Europa League. Sus problemas ante el gol son evidentes y la defensa por sí sola no gana todos los partidos. Urge una reacción porque a Simeone puede comenzar a terminársele el crédito.

También ganó el Barcelona, con dos goles de Ansu Fati, en un partido más complicado de lo que el marcador refleja porque el Levante fue un más que digno rival, sobre todo en la segunda mitad cuando tuvo multitud de ocasiones de marcar pero Ter Stegen cerró el candado. Tuvo buenos minutos el conjunto de Setién pero volvió a evidenciar ciertas carencias sobre todo en defensa. Y esos fallos y errores que en LaLiga no suelen hacer mella en Europa se pagan muy caros. El conjunto blaugrana mejora con Setién ciertos aspectos respecto a la etapa de Valverde, pero tardan en aparecer los brotes verdes y estamos entrando en la fase culminante de la temporada. De momento, tres puntos más para seguir mirando de cerca al Madrid.

El gran beneficiado de la jornada fue el Getafe, que dio una lección de fútbol y fortaleza defensiva en San Mamés que hará época. El conjunto de Bordalás cierra como nadie y se despliega como un acordeón. El primer gol, obra de Damián, es toda una oda al mejor fútbol total de los años 70 de añorado Johan Cruyff y su Holanda mecánica. Regates, pases, paredes y definición espectacular del lateral. Un golazo después refrendado por el segundo tanto de Mata. Los azulones minimizaron al Athletic ante su propia afición y le impidieron incluso pensar en una reacción. Simplemente el Getafe le dio un baño y se llevó la victoria de forma más que justa. Se une a la pelea por Europa, por otro lado, el Valencia, que derrotó por la mínima a un Celta que lo intentó todo pero que continúa en puestos de descenso sin ganar partidos. Pasa el tiempo y todo continúa igual en Vigo. Los problemas crecen. En la pelea por la Champions el Sevilla cometió un grave error al ser incapaz de batir a un ordenado Alavés que incluso llegó a adelantarse en el marcador. Al final, tablas y reparto de puntos que aleja aún más a los andaluces del Madrid pero que acerca al Alavés a la salvación.

También le crecen los ‘enanos’ al Mallorca que, no contento con perder siempre a domicilio ahora también se deja la cartera en Son Moix. La derrota, una más, esta semana tiene un componente aún más negativo porque se produjo en su estadio y ante un rival directo, el Valladolid. Un solitario gol de Unal en los minutos finales dejó a los bermellones compuestos, sin puntos y con la cuchilla cerca del cuello. Para empeorar la situación el Leganés derrotó a la Real Sociedad en el descuento y alcanzó al Mallorca, lo que supone un duro golpe a la moral mallorquina. La situación bermellona se complica porque además el calendario no da tregua y deberá verse en las siguientes semanas con Espanyol, Alavés (rivales directos), Betis y Getafe. Es decir, que se la juega este mes de febrero. Mientras, sus rivales directos tampoco salieron bien parados esta jornada excepto el ya citado Leganés. Los de Aguirre remontaron ante la Real Sociedad ya al límite del descuento con un golazo de Óscar de lanzamiento directo, si bien las cosas pudieron ser diferentes si el VAR señala un claro penalti favorable a los vascos que, de forma incomprensible y después de varios minutos analizando la jugada, no observó. Era el 0-2 y pudo significar la sentencia pepinera. También cayó el Espanyol en Granada a pesar de ir por delante, aunque ha mejorado. Y tablas entre Éibar y Betis en un gran partido.

Finalmente, el Villarreal se impuso de forma justa y contundente a un Osasuna que cedió mediada la segunda mitad ante la fuerza de los amarillos.

Comentarios