Problemas serios para el Barcelona en esta nueva jornada de LaLiga. Visita al Betis en un momento complicado con polémicas internas y malos resultados mientras su máximo rival, el Real madrid, puede salir fortalecido si gana en Pamplona. Para el Mallorca, jornada de infarto y vital: visita al Espanyol, que podría alcanzarle si no suma puntos.

Destaca esta semana el Betis-Barcelona, pero no por el apartado deportivo, sino por el pésimo momento institucional que atraviesan los culés con la guerra de fondo entre el director deportivo, Abidal, y la plantilla, también dividida en dos bandos. Las declaraciones de Abidal a la Prensa días atrás fueron respondidas con dureza por Messi, el icono del club, y desataron una polvareda que aún sigue viva. Está claro que el director técnico metió la pata hasta el fondo porque lo que un ejecutivo nunca puede hacer es discutir al vestuario y aún menos criticar a los jugadores sin dar nombres. Las formas, y el contenido, tocaron la moral del argentino, que salió a responder en las redes sociales y dejó a Abidal a los piés de los caballos. Desde luego, Bartoméu se ha encontrado con un polvorín incendidado que va a ser muy difícil de sofocar. No está el horno para bollos y tanto los resultados como el juego no auguran un futuro halagüeño, máxime con el retorno de la Champions a la vuelta de la esquina. El ambiente se ha enrarecido demasiado -incluso Rakitic ha hecho público su malestar con el club por los últimos acontecimientos vividos sobre su posible salida– y va a ser muy complicado para Setién terminar en positivo una temporada que conforme llega a su punto álgido suma más dificultades. Esta semana toca visitar a un Betis que gusta de domar el balón, como los culés, pero que contará a favor con los nervios y la tensión de su rival y, además, con el calor de un público siempre apasionado con su equipo. El Barcelona deberá abstraerse de esta burbuja de despachos en la que se ha instalado y mirar más el apartado deportivo, que también comienza a estar huérfano de buenas noticias. Por ahora, sólo Messi y Ter Stegen están dando la cara en los momentos complicados, que son bastantes a estas alturas. Pero estos jugadores, por muy buenos que sean, no podrán derribar a un Betis entusiasta sin sufrir. Y para eso es necesaria la colaboración de todos, algo que ahora mismo no parece muy factible.

Por su parte, el líder, el Real Madrid, tampoco lo tendrá fácil en Pamplona, si bien su situación deportiva e institucional es la otra cara de la moneda. Como viene siendo habitual, el buen momento de uno de los grandes (ahora el Madrid, a pesar de la eliminación copera) coincide con el peor del otro (el Barcelona). Por tanto, se le presenta al conjunto de Zidane una ocasión extraordinaria para ampliar las distancias y asentar el liderato, sobre todo ahora, cuando ya parece que sólo pelearán por LaLiga los blancos y el Barcelona. Osasuna tratará de luchar y de poner las cosas complicadas a su rival, pero la buena defensa y la pegada blanca pueden resultar decisivas.

También esta jornada tenemos dos derbis vascos. Por un lado, Real Sociedad-Athletic, que pudiera ser un anticipo de la final copera. Ambos llegan en un momento espectacular y muy motivados por su clasificación reciente. Son dos estilos completamente opuestos. La Real, que jugará en casa, apuesta por controlar el esférico y buscar las bandas en jugadas trenzadas, mientras que el Athletic aborda la presión y el juego largo buscando la segunda jugada. Seguro que hay ambiente y vemos un choque apasionante. Por otra parte, Alavés-Éibar, esta noche, un encuentro importante para ambos si quieren conseguir el objetivo de la permanencia. Todos los puntos son bien recibidos y la cuestión es sumar. Jornada importante para un Atlético repleto de lesionados, que recibe al semifinalista copero Granada. Los andaluces llegan henchidos de moral, con las pilas cargadas y dispuestos a ahondar en la herida de los colchoneros. Podría volver Costa, ya reintegrado a los entrenos, aunqu quizá sea un poco pronto. Lo que sí son importantes son los puntos. Atención por tanto. Y en la pelea por una plaza Champions el sábado se lajuegan Getafe y Valencia. Ambos parecen en buen momento, sobre todo los azulones, que no se cansan de ganar y de seguir sorprendiendo. Su temporada está siendo excepcional.

En cuanto a la lucha por el descenso, destaca el Espanyol-Mallorca. Partido a vida o muerte para ambos porque el que gane, sobre todo si son los bermellones, dejará muy tocado a su rival y además ya le dejaría a seis puntos más el goal average. Pero si la victoria se queda en barcelona el futuro puede peligrar para Vicente Moreno. Y todos sabemos que hasta el momento los partidos a domicilio son la cruz de este Mallorca de doble cara, la buena en su estadio y la negra fuera. Es hora de cambiar tendencias y sumar ante un rival más que directo. También importante el partido para el Valladolid, que recibe a un Villarreal tocado por su eliminación copera ante el Mirandés, auténtico ogro de la competición esta campaña. Le cuesta un mundo a los pucelanos marcar, pero deben hacerlo para ganar si quieren alejarse del precipicio.

Para finalizar, Levante-Leganés -con mucha igualdad pese a la mala clasificación de los madrileños- y Celta-Sevilla, donde los vigueses comienzan a jugarse sus últimos cartuchos para salir del atolladero mientras que su rival piensa en Europa.

Horarios y Televisiones:

  • Viernes,   21.00:  Alavés-Éibar  (Movistar)
  • Sábado,   13.00:  Levante-Leganés  (Movistar)
  • Sábado,   16.00:  Getafe-Valencia (Movistar)
  • Sábado,   18.30:  Valladolid-Villarreal (Movistar)
  • Sábado,   21.00:  Atlético-Granada (Movistar)
  • Domingo, 12.00:  Espanyol-Mallorca (Movistar)
  • Domingo, 14.00:  Real Sociedad-Athletic  (GOL)
  • Domingo, 16.00:  Osasuna-Real Madrid (Movistar)
  • Domingo, 18.30:  Celta-Sevilla (Movistar)
  • Domingo, 21.00:  Betis-Barcelona  (Movistar) 

Comentarios