La situación del RCD Mallorca es crítica. El equipo está en descenso y encadena tres derrotas seguidas. Este sábado, los bermellones reciben al Deportivo Alavés en lo que es una nueva final en la lucha por la permanencia. Vicente Moreno, primero de todo, ha sido preguntado por la salida del club de Maheta Molango. El míster valenciano ha reconocido que el equipo ha trabajado de forma normal, sólo pensando en el partido. Además, añade que prefiere no juzgar las decisiones que toman los propietarios: “Hemos vivido cosas intensas y bonitas y mis palabras no pueden ser más que palabras bonitas, cariñosas y de agradecimiento. No es una decisión que tenga nada que ver con la clasificación del equipo, el mensaje es que nos dediquemos a trabajar e intentar ganar el partido del sábado”.

Moreno ha valorado la importancia del partido de mañana en Son Moix ante el equipo de Garitano y califica el encuentro de final: “Nos quedan 15 finales, así no entramos en debates sobre la importancia de los partidos. El del Alavés es el que nos da opción de mejorar nuestra situación en la tabla”. “Nadie se hubiera extrañado si en Cornellà nos vamos al descanso con victoria, intento convencer a los jugadores de lo positivo que pasa en los partidos y salir un poco del resultado y centrarse en el resultado”, ha apuntado en relación a la última derrota contra el RCD Espanyol.

Sobre el rival, Moreno solo tiene palabras muy positivas sobre el Alavés: “Me gusta su entrenador, nos hemos enfrentado y tienen muchos recursos a nivel táctico con jugadores de nivel y son portentosos a nivel físico”. “La afición ha sido muy importante hasta ahora, en todo momento apoyó al equipo, incluso en la vuelta del play-off para conseguir el objetivo”, indica sobre el importante papel de la afición en Son Moix.

Comentarios