Fue un día después de mi cumpleaños, un 15 de enero de 2019. El RCD Mallorca incorporaba un nuevo delantero para encarar la segunda vuelta del campeonato en LaLiga123. No sabía quién eras, tampoco de dónde venías. Indagando me di cuenta de que eras un delantero diferente. Te fui conociendo mirando vídeos de tus diferentes etapas en Italia: en el Crotone y la Sampdoria. No destacabas por tener unos número altos en cuanto a goles marcados, pero el trabajo que hacías en el terreno de juego era impresionante. Alto, con presencia, con cara de mala leche, con buen toque y, sobre todo, con mucha garra por arriba. Cumplías todos los requisitos necesarios para cuajar a la perfección entre la hinchada bermellona. Y así fue.bohemian rhapsody escena fiesta castellano

Recuerdo tu primera vez en Son Moix. Tu primer gol. Qué gol… Fue contra el Alcorcón. Antes de ese partido, no obstante, ya habías debutado con la elástica mallorquinista. Fue en El Sadar, ante Osasuna. Una jornada más tarde estrenaste titularidad en el Ramón de Carranza, en Cádiz. Pero tu primer gol te lo guardaste para Son Moix. Para esa gente que ya estaba fantaseando contigo. En tu primer partido en Son Moix repetiste titularidad. Y es que ya contabas con la confianza absoluta de Vicente Moreno. Eras su hombre. Aridai marcó a los dos minutos. El año pasado el feudo bermellón era un auténtico fortín, qué recuerdos, ¿verdad?. Pasaron los minutos y sobre el veinte, Laure cometía un clamoroso penalti a Lago Junior. Cogiste tú el balón. Querías estrenarte ya como goleador del RCD Mallorca. Todos estábamos expectantes, pero nunca nos imaginamos ese golpeo. Ante Budimir marcó a lo panenka. El Cisne de Zenica emergía entre el éxtasis de la hinchada mallorquinista.

Y míranos ahora. En cuarentena y divagando con ese gol y con los otros tantos que has marcado como bermellón. El primer gol en la remontada frente al Depor, el doblete en el Camp Nou, esa fantasía de jugada en el Benito Villamarín. Llegaste como un completo desconocido y en un año has cuajado de tal manera que no tenerte con nosotros es impensable.

Comentarios