Victoria necesaria, balsámica, vital. Pongan el adjetivo que quieran, pero la victoria del RCD Mallorca 1-2 ante la SD Eibar era sumamente importante. Los pupilos de Vicente Moreno han cuajado un partido excepcional defensiva y ofensivamente hablando. Atrás, el trío formado por Raíllo, Sedlar y Valjent ha sido inexpugnable para un Eibar noqueado. Dani Rodríguez y Take Kubo han sido los encargados de dar al equipo bermellón los tres primeros puntos lejos de Son Moix. Una victoria que saca del descenso al Mallorca, pero mete directamente al equipo guipuzkuano en la lucha por no descender.

El RCD Mallorca empezó muy bien la primera mitad. El ‘Cucho’ Hernández gozó de la primera ocasión clamorosa, pero Dmitrovic detuvo de forma magistral el disparo del colombiano. Los bermellones se sentían muy cómodos con el contexto del partido. Vicente Moreno tenía claro que quería un buen bloque defensivo y gente rápida arriba para romper el encuentro. Y así fue. Kubo y Lumor fueron los que más corrieron durante la primera parte buscando contraataques, mientras el muro formado por Valjent, Sedlar y Raíllo era más que fiable. El equipo local sólo creó serio peligro a balón parado. Cote estrelló un excelente disparo directo en el larguero y, más tarde, Pedro León tendría una ocasión similar. Los de Mendilibar llegaban con peligro al área de Reina, pero le costaba mucho materializar las jugadas en ocasiones. Hasta aquí vemos un partido muy igualado, aunque antes de ir a los vestuarios, Dani Rodríguez estrenaría el marcador con un golazo de falta directa. 

El Eibar salió mucho mejor a la segunda parte, con la clara intención de igualar el marcador. No tardarían los de Mendilibar en dar el primer susto: llegada peligrosa de Arbilla y remate de Enrich que detiene Reina. El contexto era similar al visto en la primera mitad, pero con el ingrediente épico por parte de los locales. El equipo bermellón, por su parte, seguía siendo un muro atrás, con un Sedlar excepcional en todos los sentidos. Ofensivamente el Mallorca también gozaba de ocasiones, el Cucho Hernández rozó el gol tras una triangulación excepcional entre Lumor, Budi y el propio Cucho, pero su disparo se fue desviado. Charles, justo después, dio otro susto al equipo bermellón. No obstante, pasaban los minutos y el equipo local no conseguía crear peligro real a Reina. Algo que seguía aprovechando los bermellones. Dani Rodríguez primero, con un chut que se fue alto y, sobre todo, Kubo. El japonés, tras un robo de Pozo, anotaba el segundo tanto del encuentro. Tras ello, poco fútbol. Aun así, Bigas dio emoción al partido marcando en el descuento.

 

Comentarios