Brandon Thomas está a la espera de que se tranquilice todo el sistema sanitario provocado por el COVID-19 para operarse de su rotura del ligamento cruzado anterior de su pierna izquierda. El delantero mallorquín se lesionó el pasado 11 de marzo en un entrenamiento con el Girona. Desde entonces, le han aplazado dos veces la operación por culpa de la pandemia que tiene en crisis a todo el sistema. En Barcelona la situación se agrava día tras día y la posibilidad de encontrarle un hueco a Brandon para poder operarle es cada vez más compleja. Ahora mismo el mallorquín no tiene una nueva fecha para pasar por quirófano y su operación queda en el aire hasta que la crisis por el coronavirus se tranquilice.

La situación del ex jugador del Mallorca pone en jaque a muchos otros deportistas. En su concreto caso, Brandon, que jugó la primera parte de la temporada con el Osasuna, salió cedido a tierras catalanas en busca de minutos y goles. Parecía que poco a poco iba recuperando su óptimo nivel para luchar por volver a ascender a Primera División, esta vez con el Girona. Sin embargo, en un entrenamiento, el mallorquín se lesionó y todo su proceso de recuperación se va a alargar mucho más de lo previsto. Tanto es así que, como estamos contando, el mallorquín aún no ha podido operarse.

Comentarios