En una rueda de prensa telemática, los máximos directivos de Palma Futsal han expresado su sentir tras las medidas propuestas por la Real Federación Española de Fútbol y los diferentes escenarios que se plantean para la situación y tomar las mejores decisiones para el club.

-Postura de Palma ante las propuestas de la RFEF.

Esta misma semana, la Real Federación Española de Fútbol planteaba la posibilidad de dar por finalizadas las competiciones del fútbol no profesional, en las que se incluye el fútbol sala. A la dirección del Palma estas decisiones le generan dudas ya que consideran que el fútbol sala debería considerarse como deporte profesional. Además de que la mayoría de clubes que forman parte de la Primera y Segunda División de Fútbol Sala apuestan por esperar a que llegue un mejor momento para tomar una decisión de este calibre.

El presidente de la entidad balear, Miquel Jaume, cree que se debe terminar la liga regular y disputar el playoff aunque implique modificar el formato de estos para así poder priorizar la salud y los efectos de esta crisis respecto a las decisiones que se tomen desde las autoridades políticas y sanitarias. Apunta que “entendemos que en el momento que se levante el Estado de Alarma se podrá decidir si hay o no margen y cómo se puede hacer. A día de hoy, es muy precipitado y podría ser una muy mala decisión que puede afectar a todo que se decidiera dar por terminada una liga. Hay intereses y como presidente del Palma Futsal creo que es pronto para tomar una decisión y se tendrá que hacer dependiendo de la evolución de la crisis”.

La postura de la mayoría de clubes de la Liga Nacional de Fútbol Sala choca con la de la  Comisión Delegada del Fútbol Sala de la RFEF, tildada de dudosa e incoherente por el club mallorquín. Además el presidente de Palma reconoce no conocer del todo cuál es la postura de la RFEF, “parece que hay ciertas presiones para que se dé por finalizada y por eso nos meten en el saco del fútbol amateur. Si esta competición la siguiera gestionando la LNFS no sucedería esto. Por ahí está el primer problema que se tiene que clarificar.”

-Respecto a socios y patrocinadores.

El dirigente es consciente de la poca importancia que se le está dando a los socios y patrocinadores de todos los clubes, además de la relación de los clubes con las instituciones gubernamentales. “Nosotros tenemos más de tres mil que han pagado un abono para ver la liga y el playoff y que, en estos momentos, se pueden sentir defraudados porque hemos jugado menos. Los patrocinadores han aportado para que se cubra toda la temporada. Estamos en deuda con ellos. Sobre las instituciones, todos los clubes tienen acuerdos y hay que justificar la subvención o patrocinio que puedas tener. Es obligación cumplir con ellos porque luego pueden recortarlas o dar pie a que en otra temporada sea menor.”

José Tirado, director deportivo de Palma Futsal, ha querido explicar el sentir de esta incertidumbre que nubla los planes de futuro: “Nadie mueve un hilo ni quiere mover fichajes porque no sabemos si el año que viene mantendremos los patrocinadores, las subvenciones, si tendremos más o menos socios. Estamos en una incertidumbre total que tienes que plantear diez escenarios.”

Además, Tirado ha mostrado su preocupación por el hecho de que el deporte balear vaya a salir tocado. Antes de la crisis del 2008, los clubes tenían una aportación muy alta de las instituciones. Con las dificultades económicas de ese periodo, los ayuntamientos, consejos y gobiernos redujeron sus aportaciones y invitaron a las entidades deportivas a trabajar con el sector privado. Actualmente el capital privado, que saldrá perjudicado de esta situación, representa un 75% del presupuesto de Palma Futsal.

-Respecto a la plantilla.

Se ha hablado mucho sobre la extensión de contratos más allá del 30 de junio. José tirado cree que no tendrían ningún tipo de problemas con los jugadores ya que tienen una predisposición total para terminar la temporada, aunque es consciente de que es complicado que todos queden satisfechos con las medidas que se tomen. “De momento no nos planteamos nada hasta que sepamos que va a suceder con la competición. Tampoco pondremos pegas si hay que extender las cesiones de Ximbinha y Catela. No nos gustaría que nos lo hicieran a nosotros faltando dos o tres partidos para acabar”.

Sobre nuevas incorporaciones, el propio director deportivo ha afirmado que “Es un escenario complicado. Ahora queremos estar tranquilos y no queremos iniciar negociaciones hasta ver el escenario que hay.”

Imagen vía: Palma Futsal.

Comentarios