Los resultados de las pruebas para detectar posibles contagios por Covid-19 entre los jugadores y técnicos del Palma Futsal ha sido satisfactoria ya que todos ellos han dado negativo en el test. Tras esta buena noticia el equipo que dirige Vadillo está preparado para dar un paso más en su preparación de cara al playoff exprés. Así, a partir del lunes, el conjunto mallorquín ya podrá ejercitarse de forma individual en pabellón y en condiciones mucho más específicas de las que ha podido tener hasta la fecha.

Las pruebas del Covid-19 era la primera medida a tomar en el club antes de dar el paso a entrenamientos en pabellón cubierto para así evitar cualquier riesgo de contagio entre miembros del equipo. Al descartarse esta opción todos los jugadores del equipo podrán participar de estas sesiones de entrenamiento en las que todavía se evitará cualquier posibilidad de contacto entre jugadores. El objetivo principal es garantizar las medidas de seguridad necesarias para poder seguir entrenando con la tranquilidad de todos los miembros del equipo.

Así pues, la próxima semana, el equipo mallorquín ya iniciará las sesiones en interior después de que se confirme que Mallorca pase a la fase 2 de la desescalada. El Institut Municipal d’Esports (IME) del Ayuntamiento de Palma ha facilitado al club las instalaciones del Pabellón de Son Rapinya para que pueda entrenar a partir del próximo lunes mientras prepara el Palau Municipal d’Esports de Son Moix para la práctica deportiva ya que durante los últimos meses se ha dedicado a fines sociales y sanitarios ante la crisis del Covid-19.

Comentarios