Antes del entreno de la tarde, Alberto Villapalos saca unos minutos para atender a FutbolMallorca. Desde que empezó el confinaminento todos los jugadores del Atlético Baleares tienen un amplio planning de ejercicios para no perder la forma. Además, desde hace unos días ya se puede salir a hacer deporte, algo que Villapalos agradece enormemente: “Ahora que podemos salir aprovechamos para correr y montar en bici, salir de la rutina que hemos tenido durante todos estos días”. La forma física de los jugadores blanquiazules debe ser clave para encarar un partido decisivo en la historia de la entidad. Y es que la RFEF anunció ayer que los ascensos, en este caso a Segunda Divisón, se decidirán en un play-off exprés. El Atlético Baleares, por lo tanto, está a noventa minutos de conseguir esa ansiada hazaña.

“Cada día se hablaba de cosas diferentes. Pienso que se tiene que jugar, pero siempre con la salud por delante. Si hay un momento en que la salud puede estar en peligro diría de no jugar”, apunta Villapalos refiriéndose a la multitud de informaciones que se han podido leer durante los últimos días. “Queríamos que cuanto antes oficializaran algo. Al final es el play-off y ahora toca esperar que sanidad lo acepte“, añade. El vestuario blanquiazul, asegura Villapalos, ha acogido bien muy bien poder luchar por ascender en el terreno de juego: “Por méritos propios somos primeros de nuestro grupo y qué menos que salir al campo a intentar ganar un partido y ascender”.

El siguiente paso es ganar a Logroñés, Castellón o Cartagena. Todos en las mismas condiciones, a partido único y sin público. “Va a ser un partido muy igualado y reñido. Ganará el mejor y el que llegue en mejores condiciones”, admite uno de los capitanes del equipo blanquiazul. Para estar bien físicamente, además de mantener esas rutinas que nos comentaba al principio, se debería hacer una pretemporada de tres semanas. El riesgo de lesión está aún más presente tras unos meses de inactividad: “Llevamos dos meses sin entrenar, ahora empezamos a hacer más cosas y no es plan querer terminar la liga cuanto antes y lesionarse”. “No me merecería la pena jugar ese partido, lesionarme y no poder jugar el año que viene en Segunda División”, admite.

Por último, Villapalos ha tenido unas palabras de elogio para sus compañeros. Porque el Atlético Baleares lo ha vuelto a hacer. Por segundo año consecutivo el equipo palmesano ha sido el mejor de su grupo. “Mira que es difícil repetir la hazaña de ser campeones”, apunta Villapalos. Un Alberto que reconoce las dificultades que hubo cuando la plantilla de la temporada pasada se desmontó: “Al principio la gente no confiaba porque se habían ido muchos jugadores del año pasado, pero hemos demostrado que somos un gran equipo esté quien esté”.

 

 

Comentarios