La situación en el Atlético Baleares se va normalizando poco a poco y esta semana ya pueden entrenar de forma conjunta, con la presencia -además- de Samuel y Armando Shashoua tras pasar la cuarentena correspondiente. Tienen un mes por delante para preparar de la mejor forma posible el play-off de ascenso a Segunda División. Un play-off que podría reducirse a un sólo partido. David Haro, uno de los jugadores más destacados en el equipo blanquiazul, explica que cualquiera de los tres rivales campeones (Castellón, Cartagena y Logroñés) estarán preparados para el encuentro en cuestión: “Será un partido igualado y más a partido único porque nadie querrá tener un error. Veremos quién nos toca”.

“Es la nueva normalidad, volver todos, utilizando el vestuario, haciendo vida normal entre comillas, con la pelota y con todos, mejor que un trabajo específico. La dificultad añadida ha sido que no se sabía cuándo volveríamos, te iban dando trabajo de ejercicio, se iba alargando y cuesta a nivel mental porque no se sabía si jugaríamos”, explica sobre cómo están viviendo desde dentro la vuelta a los entrenamientos. Un David Haro que también admite estar viviendo una temporada de ensueño: “Nunca me imaginé una temporada tan buena y redonda, todo ha salido bien goles y asistencias más que nunca, líderes todo el año… ganando la liga. Queda lo último, ascender”. 

Comentarios