El Atlético Baleares ya conoce cuál es su último obstáculo dirección a Segunda División. El FC Cartagena -campeón del Grupo IV- será el rival al que los blanquiazules deberán ganar para lograr el ansiado ascenso. Será el próximo 19 de julio en el Estadio de La Rosaleda. Manix Mandiola, entrenador balearico, reconoce que el equipo murciano es de los que tiene más peso en la categoría: “Llevan años queriendo llegar al fútbol profesional y si ha ganado esta liga es que ha hecho las cosas bien”. “Cualquiera que nos hubiera tocado era difícil, son equipos buenos como nosotros que han ganado su liga”, añade Mandiola sobre la posibilidad de haber jugado contra Logroñés o Castellón.

Mandiola reconoce que no sabe qué esperar exactamente del rival. Ahora se podrá a analizar cómo juega el Cartagena pero hasta estar los 22 jugadores en el césped, no sabrá a qué atenerse. Lo que sí tiene claro Manix, es que su equipo competirá bien: “Estamos cerca de nuestro mejor registro. No vamos a decepcionar a la afición a la hora de poner al equipo en Segunda División, vamos a dejarnos el alma”. “Veo a los jugadores muy ilusionados con este gran escenario, habrá jugadores que no lo vuelvan a vivir”, apunta. “Llevamos dos años ganando la liga y la afición se ilusiona y se siente orgullosa de su equipo y con suerte, ojalá les regalemos el ascenso”, finaliza el entrenador del Atlético Baleares.

Comentarios