En una semana, el Atlético Baleares, a estas horas, podría ser ya equipo de Segunda División. Para ello deberá ganar el próximo domingo al Cartagena, en la primera eliminatoria del play-off de ascenso. Un play-off atípico, a un sólo partido. Y en vistas a dicha eliminatoria, el Ayuntamiento de Palma ha querido animar y desear suerte al equipo blanquiazul colocando en su balcón una bandera con los colores de la entidad mallorquina, que puede volver al fútbol profesional 57 años después. En dicho acto, ha estado Manix Mandiola. El entrenador vasco lo tiene claro: “Quiero un vestuario prudente, con buena armonía y que sea solidario y que se ayude y creo que lo tenemos”.

“Afrontamos el partido con ilusión. Lo mismo que el rival. No pensamos en la segunda oportunidad, solo en subir el domingo”, asegura Mandiola. El técnico balear ve bien a su equipo y explica que no habrá condicionante alguno en relación al césped de La Rosaleda. Tampoco al calor que se vivirá en tierras andaluzas: “Queremos estar bien nosotros, al 100% y con eso me conformo. Tenemos tan buen césped como La Rosaleda, el calor ya lo vivimos aquí también y no es nada desconocido”.

El once del próximo domingo es una incógnita, pero Lekic está sumando muchos minutos y goles en la breve preparación que ha hecho el conjunto balear. Aún así, Mandiola no revela si juntará a serbio con Gabarre arriba: “Tenemos muchos jugadores en buena dinámica, todos están dispuestos para ser importante, tenemos una plantilla de 20 jugadores preparados para aportar”. “Dejan no es el de hace 10 años pero es como Mike Tyson que vuelve, no está en su mejor forma pero puede ganar un combate de un golpe porque tiene un talento como hombre de área y tiene claridad”, añade sobre el delantero blanquiazul.

Comentarios