Es difícil centrar la atención en el fútbol cuando hay tormenta en los despachos. Ayer por la tarde la noticia de que Vicente Moreno podría no continuar al frente del Mallorca independientemente de lo que pasase en las dos últimas jornadas sacudía la isla y centraba toda la atención en el técnico de Massanassa. A pesar del golpe que supone para una afición y una directiva que siempre ha confiado en su trabajo, esta noticia es algo de lo que nos tenemos que ocupar cuando el Mallorca haya acabado de luchar por la salvación, quedan dos finales y el foco tiene que estar en ganar esas dos finales.

 

El RCD Mallorca se juega la vida en Son Moix ante el Granada, el conjunto bermellón tiene la obligación de sacar los tres puntos si quiere seguir vivo. Después de eso tocará ir a Pamplona a medirse a Osasuna, también habrá que salir de tierras navarras con la victoria bajo el brazo si se quiere salvar la categoría. Todo esto a la espera de que Alavés y Celta no ganen sus partidos, dos empates le bastan al Alavés para no bajar a segunda división y al Celta de Vigo le bastaría con sacar una victoria ante dos equipos que no se juegan nada como son Levante y Espanyol. Con todo en contra Vicente Moreno buscará otro milagro, la plantilla confía en sus posibilidades, la afición no ha bajado los brazos y sabe que los jugadores van a competir y lo van a dar todo, como siempre desde que llegara Vicente Moreno al banquillo balear.

 

Dicho esto, Vicente Moreno se ha ganado el derecho a irse del equipo cuando quiera, después de crear un grupo unido, un grupo que le compite a cualquier equipo incluso por encima de sus posibilidades. Desde aquí solo le pedimos que acabe estas dos jornadas con la dedicación que sabemos que ha puesto en todas las anteriores, dejando al equipo donde lo merece, porque lo merecemos, desde la directiva hasta la afición. Las matemáticas están en nuestra contra, pocos fuera de la isla confían en la salvación e incluso hay algunos dentro que lo ven muy improbable, pero lo improbable ya lo hemos hecho otras veces, Vicente Moreno y Dani Pendín ya lo han hecho otras veces, tengo fe, y ellos seguro que también, así que Vicente, por favor, un último servicio.

Comentarios