Sólo quedan tres jornadas para que termine esta peculiar temporada. Un año en la que el RCD Mallorca ha vuelto a la élite, de donde no quiere irse de nuevo. Para poder seguir con el sueño de la permanencia, el equipo de Vicente Moreno tiene la difícil tarea de sacar algo positivo del Sánchez Pizjuán este domingo (22h) ante el Sevilla FC. El entrenador bermellón augura un partido muy complicado y reconoce que, de ganar, aún no habrá nada hecho: “Si hacemos un buen partido y podemos ganar en un sitio donde no ganan muchos partidos el domingo por la noche estaremos mejor que ahora”. “Hay nueve puntos en juego y tenemos que intentar sumarlos. A partir de allí veremos cuáles son las cuentas”.

La victoria del pasado jueves ante el Levante en Son Moix (2-0) da muchas esperanzas, pero “la película no ha cambiado mucho”. Moreno explica que el equipo depende de ganar sus partidos, algo que no será nada fácil: “La situación está algo mejor que hace unos días, pero sigue siendo difícil para seguir teniendo opciones”. “Ojalá podamos llegar a la última jornada con opciones reales de conseguir el objetivo, eso ya sería un éxito”, añade el técnico valenciano. Para poder seguir en la lucha, vencer al Sevilla sería algo extraordinario: “La sensación es que mucha gente a estas alturas pensaba que el Mallorca no tendría ninguna opción y la realidad es que a día de hoy opciones tenemos. Esperamos que después de este partido haya más gente que pueda creer en nosotros, porque será sinónimo de que habremos conseguido lo que queremos todos”

Por último, y respondiendo reiteradamente a la pregunta del estado físico de Lumor, Moreno lo ha vuelto a descartar: “Es complicado que pueda estar, no entrena con el grupo”. “Desgraciadamente nos queda una semana y en el mejor de los casos prácticamente será entrenar y tener otro partido. Esa es la realidad. Intentaremos utilizarlo si podemos”, finaliza el entrenador bermellón.

Comentarios