Todo lo que no sea una victoria ante el Levante supondrá poner un pie y medio en Segunda División. El RCD Mallorca tiene por delante cuatro finales y la primera es este jueves en Son Moix contra el equipo valenciano. “La victoria es lo único que tenemos en mente. Debemos hacer el mejor partido posible, dar el máximo nivel que tenemos cada uno de nosotros y que luego siempre aparezca esa pizca de suerte”, explica Moreno. Tras dicho encuentro sólo quedarán tres jornadas, por lo que el margen de error es mínimo: “Tenemos que conseguir que el camino sea el más plácido posible para poder tener más opciones a final de curso”.

El RCD Mallorca tendrá en frente a un Levante que ya ha hecho sus deberes y estará un año más en Primera. Ese factor, para Moreno, no le tranquiliza en absoluto: “A veces esa tranquilidad que te da tener un objetivo cumplido te hace más peligroso”. “Seguro que tienen muchos otros objetivos, tanto personales como grupales, que seguro los van a pelear”, añade el técnico bermellón. Moreno, además, ha alabado tanto al equipo de su tierra como a su actual entrenador, Paco López:Tiene un gran entrenador, al que le tengo bastante aprecio, junto a la calidad de sus jugadores, hace que sea un rival muy bueno”.

Por último, y sobre la posible vuelta de Lumor, ha dejado entrever que será poco probable verlo sobre el césper: “Hasta donde sé yo, está mejor que ayer, pero mejor que mañana. Eso no significa ni que podamos contar con él, ni que esté descartado, aunque ya os adelanto que va a ser difícil”.

Comentarios