El cuento se terminó. Por fin. Tras más de tres semanas de agonía, Vicente Moreno es -de manera oficial- entrenador del RCD Espanyol. Ambas partes, la entidad catalana y el RCD Mallorca se han puesto de acuerdo para la rescisión del contrato de Vicente. El técnico valenciano ha firmado por tres temporadas y desde ya su objetivo no será otro que el de ascender al equipo perico a Primera División cuanto antes. La historia con el Mallorca no termina de la manera soñada, y es que estas últimas semanas han provocado un sinfín de informaciones donde la imagen del míster quedaba un tanto (tal y como ha mencionado él mismo) perjudiciales para su persona.

No obstante, no debe caer en el olvido todo lo que Vicente Moreno ha hecho por el RCD Mallorca y por el mallorquinismo. El de Massanassa firmó por el equipo balear hacer tres años, en Segunda B. Ahí empezó una travesía inolvidable para todo aficionado bermellón. Dos ascensos seguidos es lo que consiguió Moreno en el banquillo de Son Moix. Esta última temporada, sin embargo, ha sido la más gris, la más dura y la más extraña. Pero eso no provocó el malestar de la afición, que siempre ha apoyado al cuerpo técnico. En las buenas y en las malas. Porque Vicente Moreno, el ya nuevo técnico del Espanyol, siempre estará en la retina mallorquinista como el entrenador que devolvió la ilusión a toda una afición.

Comentarios