Que la Segunda División era más entretenida se sabía desde hace bastantes años, pero a eso le tenemos que añadir esos entrenadores que no tienen pelos en la lengua y que van de cara. Luis García Plaza es uno de ellos. El técnico del RCD Mallorca no ha dudado en ningún momento en explicar cuál es la última hora respecto a Ante Budimir. “Budimir no va convocado. Mentalmente no está bien y yo necesito que mis jugadores esté al 100%. Es una situación que tiene que solucionar él mismo”, apuntaba el mister bermellón. La situación del delantero croata se complica tras unos días de silencio absoluto, y todo ello justo antes de visitar al RCD Espanyol de Vicente Moreno.

Sobre cómo frenar al conjunto catalán, García Plaza cree tener la fórmula: “Para poder ganar debemos jugar a un nivel muy alto. Nos hemos concienciado para competir al máximo. Vamos a hacer un buen partido, eso es lo que pienso. Es el desplazamiento más complicado y creo que podemos ganar”. Vicente Moreno estará en frente del equipo que le ha dado tanto en estos últimos años -y viceversa, claro está-. En estos tres últimos años el vestuario bermellón ha conocido a la perfección cómo trabaja el valenciano, y García Plaza no duda en explicar que sus jugadores han aportado alguna idea de por dónde puede salir el equipo catalán: “Conocen a Vicente mejor que yo. Son tres años con él y el vestuario ha aportado cosas, situaciones que pueden hacer durante el partido. El Espanyol tiene un presupuesto astronómico, es el único equipo que tiene que subir sí o sí, y destacado”.

Por otro lado, si antes se hablaba de la más segura salida de Budimir, ahora toca hacerlo de los dos últimos fichajes del Mallorca: Murilo y Mboula. García Plaza ha destacado que ambas operaciones han sido complejas y que la clave para conseguir a los dos era la marcha de Salibur: “La idea era traer uno y, si salía Salibur, a los dos. Estamos contentos porque obtenemos velocidad y desborde. Quería a tres jugadores de banda y ya los tengo. Es muy bueno que lleguen jugadores que conocen la categoría. Además, vienen con hambre, con ganas de apretar y crecer con el club”. Sin embargo, la presencia de ambos el domingo se antoja muy complicada: “No sé si estarán disponibles, y si lo están se quedarán en el banquillo”.

Volviendo a la parte deportiva, García Plaza ha recordado sus palabras tras el partido ante el Rayo y ha insistido en que no criticó al equipo: “El equipo perdió la fe, pero eso no es ninguna crítica. Cuando de verdad les critique, me vais a oír”. “Agresividad con el balón, ser constante, habrá veces que estaremos a gusto y otras que no, pero debemos adaptarnos y saber sufrir. Sino tenemos el balón sufriremos mucho. Cuando tengamos la pelota nos tiene que durar”, decía el mister bermellón como técnica clave para conseguir los tres puntos el próximo domingo.

Comentarios