El RCD Mallorca visitó Santo Domingo para medirse a la AD Alcorcón en el partido correspondiente a la octava jornada de campeonato para ambas escuadras. En dicho encuentro, el conjunto de Luis García consiguió reencontrarse con la victoria y con los goles (0-2) tras un par de partidos en el dique seco.

Antonio Sánchez y Trajkovski fueron las novedades principales de otra alineación inédita hasta la fecha: LGP aprovechó para rotar dando así descanso a jugadores más habituales como Dani Rodríguez. Reina, Sastre, Valejnt, Raíllo, Oliván, Ruiz de Galarreta, Febas, Sánchez, Trajkovski, Lago Junior y Marc Cardona fueron los once elegidos para doblegar a los de amarillo y azul.

La primera parte tuvo dos historias que contar: el demoledor inicio del Alcorcón presionando arriba y generando muchas dudas en la retaguardia bermellona y el tramo de 10-15 minutos de inspiración que le valió la victoria a los visitantes. Los de Baldomero Hermoso salieron con el cuchillo entre los dientes con la intención de aprovecharse de un Mallorca que finalmente supo lidiar con dicho momento de plenitud por parte de su contrincante. Cerca del minuto 20 arrancó el festín para los de rojo y negro, que con dos zarpazos de Antonio Sánchez y Marc Cardona, estrenándose ambos como goleadores, pusieron tierra de por medio en el marcador en sólo cinco minutos. El 0-2 adormeció a los alfareros y al propio encuentro, que sólo se vio sacudido en los minutos finales del primer acto, cuando los baleares buscaban un tercer gol definitivo.

Los segundos 45 minutos tuvieron una estructura similar. El Alcorcón intento recortar distancias pero fue de más a menos al comprobar que Raíllo, Valjent y compañía no estaban dispuestos a dejar escapar la racha de siete partidos sin encajar un sólo tanto en una tarde de fútbol en la que Iñigo Ruiz de Galarreta dio una lección en el centro del campo. A partir de la hora del partido, el choque se anestesió por completo y LGP aprovechó para dar entrada a Gámez, Dani, Abdón, Luka Romero y Salva Sevilla pensando en oxigenar las piernas de los que habían estado corriendo como locos, teniendo en cuenta que en pocos días el Mallorca vuelve a tener compromiso liguero.

Dicho y hecho. 0-2, portería a cero y un cóctel inmejorable de sensaciones que aúpan al Real Mallorca hasta la tercera plaza en la clasificación, a muy poquitos puntos de la cabeza de la liga. Una tarde en la que los de Palma demostraron que no sólo son el equipo que menos concede atrás de toda la Segunda División, sino que los de arriba poco a poco se van enchufando y cada vez se acercan más a su mejor versión, encontrando así los goles que se habían escondido hasta ahora, pero que nunca faltaron.

Comentarios