Después de un fin de semana marcado por las nuevas restricciones de movilidad que intentan minimizar el impacto del coronavirus en nuestro país el RCD Mallorca visitará Santo Domingo para medirse a la AD Alcorcón. Se trata del primer partido que el Mallorca va a disputar un lunes esta temporada tras sufrir un baile de horarios provocado por una avalancha de falsos positivos en el cuadro madrileño.

Seis son las jornadas que lleva sin encajar gol el Mallorca y dos son ya las que acumula sin ganar después de sumar un punto en Anduva y de encontrarse con un muro llamado Tomeu Nadal en Son Moix ante el Albacete. El conjunto que dirige Luis García Plaza deberá encontrar un gol que se le ha resistido ya en varios partidos y que preocupa a la afición bermellona, todo esto sin dejar de lado la propia portería y seguir enlazando partidos con unos números defensivos que son hasta ahora inapelables.

El Alcorcón, por su parte, llega tras dos semanas sin competir y sus tres últimos partidos se saldaron con derrota, cabe mencionar que la primera de estas, que llegó ante el Real Zaragoza, se debió a una alineación indebida. Cuatro puntos en cinco jornadas hacen que el conjunto alfarero se encuentre en penúltima posición, solo por detrás de un Sabadell, club en el que recaló Stoichkov, que aún no ha sumado ni un solo punto.

El Mallorca llega con la baja de Murilo, pero por lo demás Luis García Plaza dispone de toda la plantilla, que es muy amplia, en la segunda de estas cuatro jornadas que disputa el Mallorca en cuestión de 15 días. El once con el que va a formar el entrenador bermellón es una incógnita y seguro que seguirá dando entrada a jugadores menos habituales para que se vayan adaptando y cojan ritmo de cara una temporada que se va a hacer muy larga.

El Real Mallorca intentará solventar sus problemas de cara a la portería rival sin descuidar sus espaldas y aumentar los minutos sin encajar gol que acumula un Manolo Reina especialmente bien acompañado con Raíllo, Valjent, y en ocasiones Franco Russo. Veremos si Marc Cardona estrena su casillero particular y los delanteros comienzan a sumar unos goles que el equipo necesita para acompañar el buen juego demostrado durante las últimas jornadas. Esperemos que, al menos, los puntos sí puedan volar de la capital a las islas.

Comentarios