El Mallorca pone una marcha más y empieza a asomarse a la zona noble de LaLiga Smartbank. El conjunto bermellón suma tres puntos por segunda jornada consecutiva después de ganar 2-0 al CD Tenerife en Son Moix.

Arrancó muy bien el Mallorca mostrando sus intenciones desde el principio, aprovechando la velocidad de ambas bandas para imprimirle verticalidad al partido, así llegó la primera ocasión clara para el conjunto mallorquinista, Lago Junior se fue de varios defensores tinerfeños para dejar solo a Abdón ante Ortolá, el de Artá definió desviado en lo que significaba la primera ocasión clara del encuentro. Poco después del cuarto de hora del choque el Mallorca aprovechó un balón parado para marcar el primer gol de la contienda, Valjent marcó su primer gol oficial con el RCD Mallorca a pase de Brian Oliván tras una buena jugada ensayada.

Después del gol el Tenerife intentó coger los mandos del partido, no tuvo un dominio claro en el juego, pero empezó a llegar con asiduidad al área mallorquinista y dio un pequeño susto a balón parado en el 33’. Solo cinco minutos después Jacobo estrelló el balón en la madera en lo que significaría la ocsaión más clara del conjunto blanquiazul en todo el encuentro. El partido se fue 1-0 al descanso para los de Luis García Plaza.

La segunda parte empezó con un Mallorca incisivo que no tardaría en obtener un premio, en el 52’ el Tenerife concedía un penalti después de una clara entrada a Dani Rodríguez, que sería el encargado de transformar la pena máxima.

A partir de ahí el Mallorca le regaló el balón al Tenerife y centró sus esfuerzos en mantener su portería a cero. Tuvo sus opciones el CD Tenerife durante el final del partido, incluso marcó el Tenerife en el 70’, gol que anuló el VAR por fuera de juego. Tuvo varias ocasiones el Tenerife hasta el final del partido, pero tanto la defensa como Manolo Reina echaron por tierra todas las opciones de el conjunto canario. Debutaron Cufré y Ruiz de Galarreta y Antonio Sánchez tuvo bastantes minutos, incluso tuvo una gran oportunidad al borde del final del partido que a punto estuvo de convertir en gol.

El RCD Mallorca pone velocidad de crucero y encadena dos victorias consecutivas, además de tres partidos seguidos puntuando y sin recibir gol, el Mallorca coge confianza y empieza a asomarse a la zona alta de la tabla.

Comentarios