El Atlético Baleares ha vuelto a tocar el césped del Estadio Balear. Los jugadores de Jordi Roger, tras tres pruebas PCR negativas por COVID-19, han podido retomar los entrenamientos diez días después. Aún así, quedan futbolistas puntuales que han vuelto a dar positivo y paulatinamente se irán incorporando con el grupo. David Haro es uno de los que esta mañana ha podido volver a la normalidad: “Tras 10 días haciendo ejercicio en casa, esa sensación de tocar el césped y pelota, ver a los compañeros y prepararnos para competir, que es lo que nos gusta”. “Hemos tenido la desgracia que nos ha tocado y seguirá pasando a otros equipos, eso será así y tenemos que convivir con ello”, añade.

“En 10 días hemos hecho 3 pruebas, los positivos que ahora den negativo se irán incorporando para que vuelva a ser como hasta ahora”, explica el jugador baleárico tras vivir una situación común en los tiempos que corren. “No es lo mismo trabajar en casa, nos ha beneficiado que esta semana no haya liga porque empezar a trabajar un jueves tras parar 10 días parado. Toca volver a coger la forma para el partido contra el Sanse el 22 de noviembre”, finaliza. 

Comentarios