El RCD Mallorca juega este sábado ante uno de los equipos que están llamados a estar arriba al final de temporada. Hablamos del Girona. El conjunto catalán no ha empezado el año de la mejor manera, pero poco a poco van recuperando sensaciones. Recordemos, además, que la temporada pasada rozaron el ascenso a Primera División. En esta, tras no conseguir volver a la máxima categoría del fútbol español, la reconversión de la plantilla ha sido mínima. Una de las caras nuevas el Monchu. El jugador mallorquín despuntó con el Barça B y el Girona consiguió una cesión con opción de compra. “Estamos haciendo un buen trabajo y si pensamos solo en nosotros y en cómo mejorar los resultados llegarán”, asegura el jugador mallorquín.

Monchu, que en 2013 dejó la cantera del RCD Mallorca para fichar por la del FC Barcelona, reconoce que para él es muy especial jugar contra el equipo bermellón: “Jugar ante el Mallorca es un partido muy especial para mí. Es mi casa, donde he crecido y donde tengo a mi familia y a mis amigos”. Un Monchu, por otro lado, que es un indiscutible para los planes de Francisco. “Desde que llegué aquí el míster, cuerpo técnico y los jugadores me están haciendo sentir muy bien. Creo que si seguimos trabajando aún veremos una mejor versión”, asegura.

Bernardo, finalmente, no estará disponible

Bernardo Espinosa no jugará el sábado ante el equipo mallorquín. El Comité de Competición ha confirmado este miércoles el partido de sanción del colombiano por la expulsión que sufrió la pasada jornada contra la UD Las Palmas. Las alegaciones que formuló la entidad rojiblanca han sido desestimadas y Francisco debe buscarle un sustituto.

Los problemas en la zona defensiva para el partido del sábado son significativos, ya que al margen de Bernardo, Juanpe está lesionado y Ramalho, con molestias. Una opción para suplir al colombiano sería la de reconvertir al lateral izquierdo Luna a la posición de central. Aunque la favorita sería la de apostar por algún jugador del filial.

Comentarios