El conjunto balear mereció ganar un partido que supuso la primera derrota de la temporada. Los locales tuvieron numerosas ocasiones pero les faltó acierto. Borja, el portero rival, fue el mejor del partido y entre él y los palos sentenciaron al cuadro balear. 

Y en el décimo partido llegó la primera derrota de la temporada del Palma Futsal frente a un Industrias Santa Coloma que se llevó la victoria de Son Moix por 1-2 gracias a su efectividad ante la portería rival y a Borja, que se erigió en el gran protagonista del partido y el motivo de la victoria catalana. El meta fue un muro infranqueable que, arropado por los palos, contra los que chocó dos veces el equipo isleño, tiró por tierra la gran cantidad de ocasiones que tuvieron los de Antonio Vadillo, sobre todo, en la primera mitad. Los baleares se cansaron de chutar a portería pero la falta de acierto les condenó a romper la imbatibilidad.

El partido fue disputado desde el primer instante y con mucha intensidad, cada balón dividido era una guerra de jugadores para hacerse con él. Bruno Petry sorprendió a Barrón con un disparo a bocajarro tras una buena combinación del conjunto catalán (0-1). La cuesta elevaba su porcentaje de inclinación pero quedaba todo el partido por delante para solventarlo. Hamza mandó el balón al palo en el primer aviso serio de los locales a la portería de Borja. Poco después fue Marlon el que no pudo culminar con éxito una gran acción individual en el mano a mano contra el portero. Raúl Campos, más adelante, tuvo una doble ocasión para marcar pero Borja volvió a responder con solvencia bajo palos. Mati Rosa tuvo otra clara pero la falta de acierto y Borja penalizaban al conjunto local. En los últimos segundos antes del descanso, por fin llegó el premio a la insistencia. Raúl Campos enganchó un disparo desde fuera del área que entró por la escuadra (1-1), único sitio al que no llegó Borja.

Rafa López durante el partido de este viernes en Son Moix. Foto: Palma Futsal.

El partido estaba abierto para cualquiera de los dos equipos ante la falta de puntería de los locales, que merecían ir ganando con claridad por ocasiones y méritos pero el deporte solo entiende de goles y hechos. El rival trató de ganar terreno y dio un paso al frente con el paso de los minutos para evitar que el peligro estuviera tan cerca de su portería como en la primera mitad. A los de Vadillo les costó crear con tanta facilidad con el paso de los minutos. El encuentro se fue equilibrando y en una de las ocasiones que tuvo Santa Coloma acertó. El pase de Corso lo remató Sepe pegado al palo sin que Barrón pudiera hacer nada (1-2). Quedaban siete minutos para salvar una situación muy complicada. Claudino salió a la pista para buscar profundidad y frescura de piernas. Y Vadillo apostó por jugar con Nunes de portero-jugador lo que restaba de partido pero el gol no llegó. Mati Rosa tuvo la más clara pero otra vez Borja salvó a su equipo y dio el triunfo a su equipo.

Comentarios