Los de Vadillo se llevaron la victoria en un partido en el que reinó la intensidad y la igualdad. Los goles de Raúl Campos y Marlon desequilibraron un encuentro en el que los baleares demostraron ser serios candidatos a todo este curso. El Palma Futsal suma de tres, se mantiene invicto esta temporada y sigue en lo alto de la clasificación.Xu

El Palma Futsal arrancó el partido en Anaitasuna sabiendo cómo tenía que hacer daño al equipo local. Los de Vadillo parecían haberse preparado el partido a conciencia, aunque con poco tiempo, y lo demostraron en los primeros minutos con un gran inicio de los mallorquines donde encontró efectividad en su presión alta y provocó algún que otro error al rival que supuso peligro para la portería de Asier. La pelea cogió protagonismo en el partido y los dos equipos se encarnaron en una lucha para marcar el primer gol del partido y éste llegó para los locales con un disparo lejano de Mancuso que se fue a la escuadra de la portería de Barrón. El portero del equipo balear nada pudo hacer al tener jugadores delante y no ver con claridad el balón. Aún así, el Palma Futsal se mantuvo en su línea y tan solo tres minutos después consiguió igualar el marcador. Raúl Campos recibió el balón en banda, regateó con un caño a su marcador y colocó el balón a la cepa del palo, imposible para Asier. 

La segunda parte siguió el mismo papel con dos equipos dispuestos a pelear para intentar llevarse los tres puntos de un choque vibrante. El Palma Futsal arrancó con una ligera superioridad, aunque el devenir del partido condujo hasta una igualdad donde ambos conjuntos disfrutaban de ocasiones de gol. El encuentro entró en un terreno que no le convenía a los de Vadillo ya que todos eran idas y vueltas y Osasuna parecía sentirse más cómodo al contraataque. Aún así Mati Rosa o Marlon tuvieron claras oportunidades para adelantar al Palma Futsal en el marcador sin éxito. El partido, inmerso en una lucha de intensidad y coraje, podía decantarse hacia cualquier lado, pero fue Marlon tras un saque de esquina quien empalmó una volea y consiguió subir el gol en el electrónico. El partido siguió en las mismas, Osasuna sacó portero jugador y su presión a la portería de Barrón aumentó. Finalmente, el cuadro mallorquín consiguió llevarse los tres puntos de una pista complicada que lo mantienen invicto esta temporada y líder, empatado con Levante, pero con la diferencia de goles perdida.

Comentarios