El Estambul se retiró este martes del Parque de los Príncipes en el partido de Champions League que le enfrentaba al París Saint-Germain después de que el exjugador del RCD Mallorca Pierre Webó asegurara haber recibido un insulto racista del cuarto árbitro. Los hechos tuvieron lugar a los 20 minutos del partido, cuando el marcador reflejaba un empate a 0. El árbitro, el rumano Ovidiu Alin Hategan, señala una falta a favor del PSG y el exinternacional camerunés protesta de forma virulenta.

Alertado por el cuarto árbitro, el colegiado acude a la banda y su asistente le dice que ha sido “el negro”, según asegura el exjugador bermellón, actual miembro del equipo técnico del Estambul. Ante esa palabra, que en algunos idiomas puede tener una fuerte carga despectiva y racista, Webó y todo el banquillo comienzan a protestar. El cuarto árbitro, el también rumano Sebastian Coltescu asegura que no le ha llamado “negro” en el sentido despectivo, sino “chaval negro”(black guy).

Pero la explicación no convence a los jugadores del conjunto turco que, liderados por un miembro de su cuerpo técnico, reprochan al cuarto árbitro utilizar el color de la piel para identificar al jugador. “¿Por qué cuando te refieres a un blanco no le llamas el chaval blanco?”, le reprochaban. El cuarto árbitro se defendía asegurando que en su idioma la palabra “negro” no tiene connotaciones racistas. Frente al revuelo generado, y pese a la intervención del delegado de la UEFA, los jugadores de ambos equipos se dirigieron a los vestuarios.

Comentarios