La retahíla de partidos sin prácticamente descanso alguno está llegando a su fin. Uno de los últimos esfuerzos para el RCD Mallorca será el de visitar este jueves a la UD Almería. Luis García Plaza no podrá contar de nuevo ni con Marc Cardona ni Trajkovski, además hay un jugador en duda del que el míster bermellón no quiere dar pistas. Sobre el equipo andaluz, García Plaza sólo tiene palabras de mérito y admiración: “Les enemos respeto porque es el rival más temible ahora mismo. Nosotros llevamos catorce jornadas sin perder; ellos diez, pero con ocho victorias”. “Es un equipo que empezó mal pero que se han rehecho. Tienen una velocidad tremenda y un físico brutal”, continúa el técnico madrileño.

García Plaza ha sido preguntado por las palabras de Vicente Moreno sobre los árbitros y las diversas expulsiones ha tenido el conjunto perico en relación al equipo bermellón. El entrenador madrileño ha sido tajante: “No las he visto y no sé qué pinta el Mallorca en su rueda de prensa. Si él considera que le han perjudicado, que proteste. Pero que no nos meta. Si quiere que le favorezca los árbitro con cosas que son normales… La presión por estar arriba es grande. Él ha pedido que cambien los arbitrajes, lo que no lo hará es el presupuesto”. “Estoy muy orgulloso de mis jugadores. Que cada uno piense lo que quiera”, añade. En la lucha por volver a Primera, además de Mallorca y Espanyol, aparecen más equipos. García Plaza explica que Almería y Leganés nunca entran en las quinielas, algo que le parece mal: “Los andaluces tienen una plantilla muy buena y lo están demostrando. Les doy mucho mérito porque son un rival muy importante”.

La clave para García Plaza en el partido de este jueves es quién se hará el dueño del balón: “Quien consiga tener más posesión seguramente saldrá victorioso. Tenemos que quitarle el balón, que nos dure la pelota y, con ella, creceremos”. “Su estilo es combativo, tiene jugadores muy importantes. Tiene muchas individualidades, pero nosotros también”, apunta. Lo que el técnico bermellón tiene claro es que su equipo saldrá a ganar, sin pensar en que un empate puede ser bueno: “Siempre salimos a ganar y así se lo transmito a los jugadores. Luego los empates lo valoras, pero sumar siempre es importante. El equipo es muy ambicioso y quiere ganar”. 

Por último, el míster madrileño ha explicado cómo está Luka Romero y que tiene un plan a medio plazo para que tenga un hueco en el equipo: “Tiene 16 años y no lo parece, es un fenómeno. Hay que darle píldoras poco a poco. Sigue siendo un crío y nuestra idea es hacerle hueco para que el año que viene tenga más posibilidades de jugar”. 

Comentarios