El joven futbolista peruano Bryan Reyna rompió su silencio tras dejar el filial del Mallorca por supuestos actos de indisciplina que, en declaraciones al diario de Perú ‘El Comercio’, se encargó de desmentir: “Estoy sorprendido por lo que se habla en España. Ese acto de indisciplina que señalan no fue en fiestas. Fue tras la victoria 6-0 ante el Santa Catalina con el Mallorca B, el pasado 19 de diciembre”, indica el futbolista.

Reyna explica que “después del partido fuimos a casa de un amigo a jugar a los videojuegos hasta las 10 de la noche y de camino a casa la Policía nos paró a mí y a mi amigo Samu Pinto. Nos quedamos un rato explicando el motivo de la demora en el lugar de la intervención y nos dejaron libres para irnos a nuestras casas. Es mentira que nos arrestaran”.

El futbolista peruano ha comentado que se encontraba en negociaciones para salir del club: “Antes de lo sucedido, ya estaba negociando mi salida porque tenía otra oferta, es por eso que hace dos días que rescindí mi contrato para irme a mi nuevo club. Llevo cinco años en España y nunca tuve ningún problema de indisciplina”, indica.

Comentarios