Mallorca y Fuenlabrada se veían las caras en el Municipal Fernando Torres bajo el frío con el objetivo de avanzar a la siguiente ronda de Copa del Rey. El conjunto bermellón fue superior en el computo general del encuentro, pero no bastó para llevarse el gato al agua. Luis García Plaza rotó y sacó un once de lo más competitivo: Parera; Gámez, Fran González, Russo, Cufré; Febas, De Galarreta; Trajkovski, Luka Romero, Murilo; Á.Alegría. Con este once el Mallorca cayó en los penaltis después de un partido loco.

Cinco minutos duraría el tanteo inicial, exactamente hasta que el Mallorca dio un pasito hacia adelante y con la fluidez que aportan Febas y De Galarreta en la sala de máquinas el Mallorca no tardó mucho en hacerse con el control del partido. El Fuenlabrada intentaba salir con un juego directo que tanto Fran González como Russo neutralizaban. Después de unos minutos de control tímido por parte del conjunto dirigido por LGP, en el 11’ Trajkovski enganchó un derechazo raso que se coló en la esquina del primer palo que defendía Pol Freixanet.

A partir de ahí y hasta el 45’ el Mallorca se mostró menos incisivo, aún así logró evitar que el Fuenlabrada creara peligro y los del sur de Madrid solo se acercaban al área defendida por Parera mediante faltas lejanas. Al descanso, 0-1 y un Mallorca bastante superior al rival.

Los de Sandoval salieron de los vestuarios con una marchita más y rápidamente tendrían opciones de empatar el partido, tanto fue así que a los diez del segundo periodo Denis Diéguez aprovecharía una segunda jugada tras un córner para poner el 1-1 en el luminoso. No reaccionó mal el Mallorca y por medio de Murilo y Cufré llegaron las ocasiones más claras de los bermellones. Ambos entrenadores empezaron a sacar a jugadores de ataque para ir a por el partido, que se rompió y dejó alternativas para madrileños y baleares, la más clara, un cabezazo de Russo tras un córner botado por Luka Romero que el meta catalán del Fuenlabrada repelió con una gran parada.

Al término de los 90 minutos el 1-1 permanecía en el marcador y el árbitro señalaba la prórroga. El Mallorca inició con bastante ímpetu el tiempo extra y tuvo las primeras ocasiones, de hecho fueron las únicas, ya que el Fuenlabrada no logró crear peligro por su cuenta en ningún momento de la prórroga. Sin embargo, tras desactivar una intentona ofensiva del Fuenlabrada, un pase atrás a Miquel Parera se complicó a raíz del estado del césped (sí, otra vez) del Fernando Torres. Muy mala suerte para el portero manacorí, que vio como el balón le botó justo en el momento en el que iba a golpear y cuando reaccionó fue demasiado tarde, 2-1 en el minuto 100. LGP tomó cartas rápidamente en el asunto y metió al que tenía que meter, un Abdón Prats que no tardó ni diez minutos en aprovechar un error en el despeje de Papé Ciss para con una volea volver a igualar el encuentro.

Con los jugadores de ambos equipos muy cansados los últimos minutos de la prórroga tuvieron poca historia y el colegiado indicó que el partido se decidiría en los penaltis. Ahí estuvo más acertado el Fuenlabrada a pesar de que Cufré tuvo la oportunidad de decantar la balanza antes del error definitivo de Antonio Sánchez que elimina al Mallorca de la Copa del Rey de una manera cruel.

Comentarios