LaLiga sancionará al Real Oviedo por el estado del césped del Carlos Tartiere en el último partido frente al Mallorca. El barro provocado por las intensas lluvias tanto del domingo como de los días anteriores dificultó que se practicase un juego fluido, pero no será el único problema que le traiga al equipo carbayón.

La cuantía se desconoce, pero con total seguridad será superior a las anteriores multas que el club recibió por este mismo motivo, ya que la entidad presidida por Javier Tebas ha aumentado la cantidad mínima de estas sanciones de 400 a 800 euros.

Comentarios