No hay cambios en LaLiga a la espera de que el líder, el Atlético, juegue esta noche ante el Celta. Barcelona y Real Madrid ganaron con apuros, mientras goleaban Sevilla y Real Sociedad. Osasuna sale del descenso y mete en problemas a un Valladolid que tiene a su técnico, Sergio, contra las cuerdas.

Salvó los muebles el Real Madrid después de encajar el tanto local. Y lo hizo gracias a un doblete de Varane en otro flojo partido. El conjunto oscense fue superior en muchos minutos y sobre todo al inicio de la segunda mitad, tras marcar su gol. Estrelló dos balones en los postes e hizo trabajar a Courtois en alguna ocasión más, pero no logró ampliar su ventaja y lo pagó con creces. Varane empató y el francés, ya en la recta final, repitió con un segundo tanto vital para su equipo y para mantener la estela del Atlético y las escasas esperanzas de luchar por el título. El defensa francés se puso la capa de héroe y, de paso, echó un cable a Zidane, que últimamente no termina de acertar con sus alineaciones y que cuenta con una colección completa de lesionados que aún minimiza más al equipo, con Ramos seis semanas de baja. Esperanzas, si, pero con este fútbol será complicado. Y palo tremendo para el Huesca. El cuadro de Pacheta vio cortada su racha y se hunde en el fondo de la tabla. Las posibilidades se reducen.

El Barcelona mantiene su racha y derrotó en una segunda mitad loca a un buen Betis. Tuvieron que entrar primero De Jong, por lesión de Araújo, y ya en la segunda mitad Trincao, Pedri y Messi, quienes revolucionaron el choque que concluyó con un golazo de Trincao, el primero que marca con la elástica culé. El Barcelona sigue en la pomada, aunque todavía lejos.

Buena victoria del Sevilla ante al Getafe fraguado en la segunda mitad tras la justa expulsión de Djéné. En esta jugada, muy dura, peligrosa y rearbitrada por el VAR, Ocampos resultó lesionado de gravedad. Djéné dejó el pie y piso el tobillo del sevillista, que aún no conoce el alcance total de su lesión aunque afortunadamente parece descartarse la rotura de peroné, pero pueden estar afectados los ligamentos… Habrá que esperar. El rifirrafe posterior entre Lopetegui y Bordalás fue barriobajero, sobre todo por parte del guipuzcoano, que se encaró con el técnico visitante y le retó con la mirada mientras bajaba el túnel de vestuarios. Imágenes lamentables que no deberían repetirse. Al menos, el preparador andaluz se disculpó posteriormentente ante los Medios por su actitud. Pero el enfrentamiento fue penoso y muy poco gratificante. El resultado del choque de poco servía después de lo visto porque desde la expulsión el Sevilla fue muy superior y se veía que cuando cayera el primero el resto iba a ir rodado. Los andaluces al final golearon y abusaron de un Getafe hundido. Por su parte, después de tres meses la Real Sociedad volvió a saborear las mieles del triunfo en su estadio. Goleó al Cádiz en un encuentro con poca historia y muchas decisiones arbitrales y del VAR que quedó definido en el descanso, con 2-0 y un jugador menos el Cádiz por la expulsión de Mauro. Los cadistas, incluso su presidente, se quejaron de la actuación arbitral (señaló un penalti para la Real, otro para el Cádiz que luego tras revisión negó y expulsó a un defensa amarillo), pero creo que el VAR acertó en todas las jugadas conflictivas. En fin, para criterios hay colores. Pero a pesar de todo la Real Sociedad fue muy superior desde el inicio, por lo que los tres puntos fueron más que justos. El Cádiz debe mejorar porque ha entrado en una dinámica muy negativa que necesita cambiar de inmediato. Estos malos momentos te mandan a Segunda.

En el choque vital para salir de abajo, el Alavés clavó otra estaca en la piel de Sergio (técnico del Valladolid) al ganar 1-0 y además sale de los puestos de descenso. Los vitorianos han mejorado tras la llegada de Abelardo y los vallisoletanos continúan en su línea negativa de indefinición mientras pasan las jornadas. Ronaldo quiere mantener a Sergio, pero viendo el sábado a su equipo -medio entregado- todo hace indicar que el relevo del preparador está cerca. Y victoria casi decisiva del Osasuna ante el Éibar que le saca de los puestos de descenso, mete al Valladolid y también pone en problemas a los de Mendilíbar, muy flojos esta campaña. Respiro para Arrasate y los rojillos.

Tres empates más: Levante-Granada, con gol sobre la bocina de Soldado para salvar un punto de romper la moral de los valencianos; Elche-Villarreal, con decepción visitante por dejar escapar dos puntos después de ir con una sólida ventaja al descanso; y Athletic-Valencia, lo que supone un pinchazo para los de Marcelino, que incluso pudieron perder. Tres empates y un punto para seis conjuntos.

Y esta noche se la juega el líder, el Atlético, que recibe a un irregular Celta. Conociendo ya los resultados de sus rivales, los tres puntos son muy importantes para el líder.

 

Comentarios