El Atlético Baleares rompió su buena racha de victorias de 2021 al caer derrotado ante el Atlético de Madrid “B” por la mínima a domicilio. El equipo entró sin la tensión competitiva que había demostrado en los partidos anteriores y ya en el minuto 3′ el filial colchonero se puso por delante, marcador que ya no variaría hasta el pitido final. El resultado ha quedado eclipsado mediáticamente por el episodio racista que sufrió Vinicius Tanque por parte de los ultras colchoneros durante el partido. Desde aquí condenamos esos hechos y enviamos todo nuestro apoyo al jugador brasileño.

Sorprendentemente, el Atlético Baleares no ha denunciado los hechos ante la RFEF ni ha exigido al club rojiblanco unas disculpas públicas, quizás por la buena relación plasmada en el convenio de colaboración que une a ambos clubes. Teniendo en cuenta que el árbitro no reflejó nada al respecto en el acta, no hay ninguna garantía de que se tomen medidas y se castigue a los causantes de tan lamentable acción. He echado en falta más rotundidad por parte del club balearico, independientemente de la buena relación entre ambos clubes, la lucha contra el racismo y la defensa de un jugador del club debe estar por encima de todo lo demás. La tibieza ante estos actos no ayuda a que se combatan con toda la firmeza que merecen.

Cierro con el viral lema de @orgullATB: TANQUEm la porta al racisme!

Comentarios