El Mallorca juega
mañana sábado contra el Oviedo su partido más especial. Es
el día del Centenario y los jugadores quieren regalarle una
victoria a la afición, que acudirá en masa para arropar a los suyos
en este día tan emotivo. Es un partido muy importante, pero
no solo por coincidir con el 100 cumpleaños mallorquinista, sino
porque los bermellones están muy cerca de los puestos de descenso
y necesitan empezar a sumar de tres en tres sea como sea. Y no será
fácil, pues el Oviedo, que lleva doce partidos sin perder,
es un claro candidato al ascenso y no vendrá a Palma a ser un
mero espectador de la fiesta mallorquinista
, por lo que se prevé
un encuentro bastante complicado.
Es una semana histórica
para el Mallorca, por lo que el propietario Robert Sarver
y Steve Nash han decidido viajar a Palma para vivir el
Centenario desde dentro y con la afición. Ambos se
sentarán en el palco
para presenciar el partido, pero también
participarán en las diferentes acciones que tendrán lugar antes del
encuentro, como la inauguración de la estatua conmemorativa y la
paella popular que se ha organizado. Además el Mallorca lucirá la
nueva camiseta que se ha diseñado para la ocasión.
El Mallorca quiere llenar
Son Moix
para este trascendental partido. Para la causa el club
ha decidido que las entradas cuesten solo un euro, además de tener
un carácter benéfico, por lo que se prevé una gran entrada. Los
actos festivos previos al partido y la gran afluencia de público
junto a la presencia de los máximos accionistas tienen que servir
para motivar aun más a los jugadores, que están obligados a
ganar para que el equipo tome impulso de una vez por todas.
En la parcela deportiva
Fernando Vázquez sigue sin poder contar con Óscar Díaz
y Joan Oriol, que todavía no se han recuperado del todo de
sus respectivas lesiones y se suman a las bajas de David Costas y
Pereira
, que tampoco podrán ser de la partida. Por su parte,
Timon Wellenreuther cumple su último partido de sanción y
Cabrero volverá a ponerse bajo palos. La baja del central
obliga a Vázquez a modificar la línea defensiva.
Tendrá que decidir si da entrada a Truyols o a Kasim.
O incluso a los dos, si finalmente decide apostar por poner a tres
centrales como ha practicado durante la semana.
La nota positiva es el regreso de
Arana
, que vuelve a la convocatoria del Mallorca después
de estar cuatro meses lesionado.
Por parte del conjunto
asturiano, Sergio Egea recupera a Borja Valle, pero tiene las
bajas de Linares, Josete, Fernández, Héctor Font, Omgba,
Cristian Rivera y Diego Cervero,
que se han quedado fuera de la
convocatoria.
El Mallorca llega
con ganas e ilusión a un partido que motiva mucho. Los de Vázquez
no pudieron jugar su partido contra el Huesca debido a las
condiciones meteorológicas adversas, mientras que el Oviedo llega
reforzado después de golear al Elche
(3-0).
Un empate y dos derrotas
en los tres últimos partidos han frenado la progresión iniciada
desde la llegada de Vázquez, y ahora el equipo está a
solo un punto del descenso
, por lo que el Mallorca está
obligado a empezar a sumar para amarrar la permanencia lo antes
posible y evitar llegar al final de la temporada en apuros. Una
derrota podría dejar al equipo en posiciones de descenso
y los
bermellones no pueden fallar en un día tan especial como el del
aniversario del club.
Convocatorias:
RCD Mallorca:
Cabrero, Tomeu Nadal, Company, Campabadal, Truyols, Aveldaño, Kasim,
Yuste, Sissoko, Damià Sabater, Salomao, Lago Junior, Brandon, Pol
Roigé, Arana, Ortuño, Acuña y Colunga.

Real Oviedo: Esteban,
Rubén Miño, Johannesson, Héctor Verdés, David Fernández, Jon
Erice, Carlos Peña, Nacho López, Dani Bautista, Borja Valle, Vila,
Susaeta, Míchel, Aguirre, Hervías, Koné, Edu Bedia y Toché.