Tras caer en la eliminatoria de campeones, el Atlético Baleares deberá enfrentarse al Albacete, campeón el grupo II, mismo grupo del Toledo. Gracias a Hugo Piña, de 5+el descuento, conocemos al Albacete en profundidad.

El sistema que usa Aira es el 4-1-4-1 con Gálvez de pivote defensivo y con los extremos bien abiertos. La creación del juego pasa siempre por las botas de los mediocentros Dani Rodríguez y Fran Carnicer, aunque sobre el ex de La Hoya Lorca hay algunas dudas de carácter ofensivo. El equipo estará bien replegado y los extremos a buen seguro se mostrarán solidarios cuando toque hacerlo; es decir, las ayudas de Iván Sánchez y Héctor Hernández serán visibles dadas las dudas que existen sobre una defensa que el domingo pasado acabó, después de casi 100 días, con la portería a cero.

Tomeu Nadal será el portero, mientras que Arroyo y Noblejas (está firmado por el Alavés para el curso próximo como uno de los sustitutos de Theo Hernández) estarán en los flancos izquierdo y derecho respectivamente. Gaffoor y Delgado serán la pareja de centrales, siendo ambos un seguro y que durante la segunda vuelta se han visto perjudicados por las lesiones del gaditano Carlos Delgado. Gálvez, el mediocentro defensivo se incrustará como quinto central en las transiciones ofensivas y serán quien saque la pelota, buscando los costados o combinando con los mediocentros. Gálvez también será el ‘stopper’ defensivo que sirve para acumular gente atrás e impedir al rival que tenga fluidez en el campo del Alba.

El Alba juega por los costados, con Héctor Hernández (lleva 20 goles) e Iván Sánchez (e incluso Josán podría ocupar dicha demarcación) desbordando. Suelen internarse siempre, es decir que no llegan a la línea de fondo, si no que buscan al defensa para servir balones a un Aridane Santana que lleva 15 goles. Va bien de cabeza y con los pies es bastante aguerrido, aunque no es demasiado rápido ya que es bastante corpulento.