Primer partido de liga y primera victoria. Las cosas para el RCD Mallorca no podían haber empezado mejor. Pero esto sólo es el primer paso para conseguir algo importante en esta temporada. Joan Sastre, lateral del conjunto bermellón, explica tras un descenso las cosas son dificiles, pero «hay que ir pasito a pasito para devolver al Mallorca donde se merece». 

Sastre: «El derbi ante la Penya Esportiva no será un partido fácil, pero jugando en casa, en un campo más grande y con nuestra afición, debemos ganar»

Sastre se ha ganado, durante toda la pretemporada, un hueco en el once de Vicente Moreno. El mallorquín está muy contento. Canterano y toda la vida en las categorías inferiores defendiendo el escudo del Mallorca: «Es muy especial para mi estar con el primer equipo. Cada día quiero más, estoy preparado para competir y darlo todo para ser titular. Hemos hecho una buena pretemporada y la liga la hemos empezado bien. De aquí en adelante todo irá de menos a más».

El lateral bermellón indica que los partidos en Segunda B, como se vió ante el Peralada, son muy complicados y, a veces, se deciden por pequeños detalles: «Ganar el primer partido confirma la gran pretemporada que hemos hecho. Aún así, sabemos que los partidos en Segunda B son muy complejos. Nos podemos encontrar con campos pequeños y rivales duros». Por ello, Sastre indica que el equipo se prepara para cualquier contexto: «Sin nos toca un campo complejo saldremos a competir, y si es en Son Moix, también lo daremos todo».

Sastre: «Hay que ir pasito a pasito para devolver al Mallorca donde se merece»

Precisamente en Son Moix se disputará el próximo sábado el primer derbi para el Mallorca. Será ante la Penya Esportiva. Sastre afirma que no será un partido fácil pero «jugando en casa, en un campo más grande y con nuestra afición, debemos ganar». Sobre la gran cantidad de equipos baleares que hay esta temporada en Segunda B, Sastre comenta que, para las islas, es muy bonito. Aunque admite que el Mallorca debe estar en una categoría superior.

Por último, Sastre reconoce que Moreno es un gran entrenador. Explica que ya lo demostró en su etapa en el Nástic y espera repetir un ascenso aquí. «Nos dice las cosas malas y las buenas. Quiere que compitamos al máximo en todos los encuentros, pero quiere ir partido a partido«, finaliza.